Boletín

CC.OO. pide a ABB una reunión para valorar el impacto de la venta de su negocio de redes eléctricas a Hitachi

CC.OO. pide a ABB una reunión para valorar el impacto de la venta de su negocio de redes eléctricas a Hitachi

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:55

La operación, valorada en 9.722 millones de euros, afecta a los 1.000 trabajadores que tiene esta división de ABB en España

CC.OO. ha solicitado a la compañía suiza de bienes de equipo ABB una primera reunión con el fin de valorar el posible impacto que podría tener la venta del 80,1% su negocio de redes de electricidad a la japonesa Hitachi, con la opción de adquirir en un futuro el 19,9% restante, en una operación valorada en casi 10.000 millones de euros.

El sindicato ha exigido a la compañía garantías de empleo que estén ligadas a sus planes industriales y de inversión y ya ha empezado a coordinar la estrategia a seguir con el resto de sindicatos europeos, a través de industriALL, el representante sindical de la industria en Europa.

La división de redes eléctricas de ABB, llamada de forma corporativa 'Power Grid', cuenta con una plantilla total de 36.000 personas en todo el mundo, de las cuales 1.000 trabajan en las plantas españolas de Zaragoza y Córdoba.

Ante el posible impacto en el empleo que pudiera tener esta decisión, CC.OO. ha lamentado la "escasa información" que ha recibido por parte de la compañía sobre una operación "tan importante" para el conjunto de la plantilla, por lo que considera que "se ha olvidado" de informar a los sindicatos sobre su impacto en España.

De hecho, ABB ya anunció en diciembre, momento en el que confirmó la primera operación, que desde el próximo 1 de abril llevará a cabo la simplificación de su estructura para impulsar sus cuatro principales áreas de negocio, incluyendo electrificación, automatismos industriales, robótica y movilidad.

De este modo, la multinacional helvética espera lograr una reducción de costes de 500 millones de dólares anuales (441 millones de euros) en el medio plazo, mientras que asumirá un impacto negativo de unos 500 millones de dólares en el plazo de los dos próximos años.

ABB espera incurrir en unos costes extraordinarios relacionados con esta separación de negocios de entre 500 y 600 millones de dólares (442 y 530 millones de euros), así como en un impacto fiscal negativo de entre 800 y 900 millones de dólares (707 y 795 millones de euros).

Lo más