COPE

Bankinter logra en el primer semestre de 2021 un beneficio neto de 1.140 millones de euros

En cuanto a la solvencia, se mantiene en niveles óptimos, con una ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,2%, muy superior a la exigida por el BCE, que es del 7,68%

Bankinter logra en el primer semestre de 2021 un beneficio neto de 1.140 millones de euros

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 13:43

El Grupo Bankinter mantiene al cierre del primer semestre de 2021 la tendencia de crecimiento de su negocio recurrente ya exhibida durante el primer trimestre del ejercicio, solventando con éxito las dificultades aún no resueltas de un entorno económico que sigue lastrado por los efectos de la pandemia. Ese impulso de la actividad comercial, donde a la buena evolución de las líneas tradicionales se le suman cada vez con más brío los nuevos negocios y geografías, da como resultado mejoras en todos los márgenes de la cuenta, ratios, datos del balance, así como en el beneficio del periodo.

Con todo ello, el beneficio neto del Grupo Bankinter al 30 de junio de 2021 se situó en 1.140,3 millones de euros, que incluye una plusvalía después de impuestos de 895,7 millones procedente de la diferencia entre el valor contable de Línea Directa y la puesta a valor de mercado de esta compañía previa a su salida a Bolsa, que tuvo lugar el pasado 29 de abril.




Sin tener en cuenta esa plusvalía, el beneficio neto del Grupo se situaría en 244,5 millones de euros, un 124,1% por encima del primer semestre de 2020. Esta cifra incluye los 39,9 millones de beneficio neto generados por Línea Directa Aseguradora durante los cuatro meses que la compañía permaneció en el perímetro del banco.

Y si atendemos únicamente a los resultados de la actividad puramente bancaria, el beneficio antes de impuestos se saldó al 30 de junio de 2021 con 287,6 millones de euros, frente a los 61,8 millones del primer semestre de 2020 y frente a los 344,8 millones del mismo periodo de 2019, aunque en este caso se incluía un apunte extraordinario de 57 millones procedentes de la operación de adquisición de EVO Banco.

Esto significa que, en términos comparables, el BAI de la actividad bancaria en este primer semestre de 2021 se sitúa próximo al nivel del obtenido antes de la pandemia.

Por lo que se refiere a las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, es del 9,5% frente al 7,6% del primer semestre de 2020, que se vio lastrado por mayores provisiones extraordinarias. Esta ratio, que sitúa a Bankinter a la cabeza del sector en rentabilidad, es un ROE ajustado que excluye la plusvalía de Línea Directa, aunque incluye obviamente los cuatro meses del resultado recurrente de esta compañía.

En cuanto a la solvencia, se mantiene en niveles óptimos, con una ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,2%, muy superior a la exigida por el BCE, que es del 7,68%.

Por su parte, la ratio de mora mejora en comparación con la de hace un año, hasta el 2,34%, con una cobertura del 62,5%.

En cuanto a la liquidez, Bankinter mantiene un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 104,4%.

Márgenes superiores a los de 2020 y 2019

Bankinter ha cerrado un exitoso semestre en términos de ingresos por su negocio bancario recurrente, anticipándose a la recuperación económica y solventando con un mayor impulso comercial las estrecheces de una anómala situación de bajos tipos de interés. Gracias a ello, todos los márgenes de la cuenta muestran cifras superiores no solo respecto a las del mismo periodo de 2020 sino también respecto al primer semestre de 2019, demostrando las capacidades de la entidad para cumplir sus planes estratégicos de compensar la ausencia de beneficios de Línea Directa con la fortaleza del negocio bancario en un periodo aproximado de tres años.

El margen de intereses alcanza los 639,4 millones de euros, siendo un 4,4% superior al del mismo periodo de 2020.

El margen bruto suma en el mismo periodo 914,7 millones de euros, un 6% más que al 30 de junio de 2020. Una parte importante de esa cifra, casi un 70%, proviene del margen de intereses, mientras que las comisiones suponen un 29% del total de ese margen, procedentes sobre todo de negocios de aportación de valor como la gestión de activos (92 millones de euros en comisiones, un 23% más) o la operativa con valores (59 millones, +18%). En total los ingresos por comisiones netas ascienden a 265 millones de euros, con un crecimiento respecto al mismo periodo de 2020 del 9%.

En cuanto al margen de explotación antes de provisiones concluye este primer semestre en 504,1 millones de euros, con un crecimiento del 7,3%. Los costes operativos se incrementan un 4%. En cuanto a la ratio de eficiencia acumulada se reduce hasta el 44,9% frente al 45,6% de hace un año. La ratio de eficiencia en España al cierre del primer semestre de 2021 es aún mejor: del 40,6%.

Datos del Balance

Dentro de balance, los activos totales del Grupo llegan hasta los 102.645,3 millones de euros, un 10,6% por encima de los presentados al 30 de junio de 2020.

La inversión crediticia a clientes suma 66.896,1 millones de euros, un 5,2% más. El crecimiento de la inversión en España fue del 4% frente a un decrecimiento producido en el sector, con datos a mayo del Banco de España, de un -1% de media.

En cuanto a los recursos minoristas de clientes cierran este primer semestre en 68.596,2 millones de euros, un 11,5% más. El crecimiento en España de esos recursos minoristas fue del 11%, frente a un crecimiento sectorial que, de media, fue del 4,9% con datos a mayo del BdE.

Fuerte impulso de la actividad comercial de todas las líneas de negocio.

La actividad comercial del banco ha dado muestras durante todo el semestre de una fuerte reactivación, tanto en el ámbito de los clientes personas físicas como de empresas, tomando así ventaja de una incipiente mejora macroeconómica que acabará por despegar en próximos trimestres, lo que supone anticipar crecimientos aún mayores a corto y medio plazo.

Como mayor contribuidor al margen bruto del banco se sitúa en esta ocasión el negocio de Banca Comercial, y dentro de éste destaca especialmente la actividad de los segmentos de clientes de mayor patrimonio, como son Banca Privada y Banca Personal. El primero de ellos gestiona un patrimonio de 47.000 millones de euros, un 21% por encima de la misma cifra a junio de 2020, y con un patrimonio neto nuevo captado en estos seis meses de 1.700 millones. Por su parte, el patrimonio de los clientes de Banca Personal alcanza los 28.400 millones de euros, un 20% más que en el mismo periodo del año pasado, y con un patrimonio neto nuevo de 1.600 millones.

El poder de captación del banco entre los clientes personas físicas y su capacidad de atraer más negocio se refleja de forma muy visible en dos de los productos estrella para este colectivo, como son la cuenta nómina y la hipoteca. El saldo depositado en cuentas nómina alcanza los 14.200 millones de euros, un 24% más que hace un año en un producto que consolida su posición de liderazgo en el mercado.

Por lo que se refiere a la actividad hipotecaria, la cartera supera por primera vez los 30.000 millones de euros, con un crecimiento en España, sin tener cuenta EVO, del 5,8%, mientras que el sector, con datos a mayo del Banco de España, tan solo creció el 0,1%. En cuanto a la nueva producción hipotecaria realizada durante el semestre, el Grupo Bankinter alcanza otra cifra récord de 3.000 millones de euros, casi el doble que en el mismo periodo de 2020, y que igualmente superan con mucho las realizadas en el primer semestre de 2019, anterior a la pandemia, que fue de un volumen de 1.800 millones. Son cifras, por tanto, que denotan una firme reactivación de este mercado en el que Bankinter, una vez más, ha tomado la senda de la anticipación. Un 72% de las nuevas hipotecas del Grupo se constituyen ya a tipo fijo. Esta nueva producción cuenta con un loan to value del 62%.

Por su parte, el negocio de Gestión de Activos, fundamental en la propuesta de valor de Bankinter para los clientes de Banca Comercial, ha experimentado una evolución muy favorable, con unos recursos fuera de balance que crecen un 21,6%, en especial la cartera de fondos de inversión, que entre propios y gestionados por terceros suman casi 27.700 millones de euros frente a los 22.632 millones de hace un año. Por su parte, la cartera de fondos de pensiones experimenta un alza del 16,1%; y la de gestión patrimonial y sicavs, algo más de un 21%.

Por su parte, el negocio de Empresas contribuye al margen bruto con un 29% de los ingresos. La cartera de inversión crediticia empresarial ha cerrado este primer semestre en 28.900 millones de euros, con un crecimiento del 2% frente al mismo dato al cierre de junio de 2020. Atendiendo solo al negocio en España, el crecimiento ha sido del 1,4%, si bien el sector en su conjunto ha decrecido un 2,3% con datos a mayo del Banco de España. En esta cartera, ha tenido su influencia la activa gestión realizada por el banco en los préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), de los que se han dispuesto 6.600 millones de euros de los 8.800 millones formalizados.

Dentro del negocio de Empresas, es especialmente notoria la buena evolución de la Banca de Inversión, bajo la marca ‘Bankinter Investment’, cuya aportación al margen bruto ha sido de 44 millones de euros, un 27% más que en el mismo periodo de 2020; así como el Negocio Internacional de Empresas, que suma una inversión de 6.200 millones de euros, que es un 7,5% superior a la del cierre de 2020.

En cuanto al negocio de Bankinter Portugal experimenta un impulso muy importante durante este semestre, que tiene como consecuencia un crecimiento en todos los márgenes de la cuenta, empezando por el margen de intereses, que se incrementa un 7%; y siguiendo por el margen bruto, que crece un 15% aupado por unas comisiones netas que han tenido un extraordinario comportamiento; y por último, un 33% de incremento en el margen antes de provisiones. Con todo ello el beneficio antes de impuestos de Bankinter Portugal concluye el semestre en 26 millones de euros, un 50% más que en el primer semestre del año pasado.

En lo que se refiere a indicadores del negocio, la cartera de inversión de Bankinter Portugal alcanza los 6.800 millones de euros, un 6% más. Los recursos de clientes, por su parte, tienen un crecimiento muy superior, del 19% en el año, hasta los 5.500 millones de euros; y los gestionados fuera de balance crecen un 14% y llegan a los 3.900 millones de euros.

Por su parte, el negocio de Consumo, operado por Bankinter Consumer Finance en España, Portugal e Irlanda, mantiene un crecimiento más moderado, dado el impacto negativo que sigue ejerciendo sobre esta actividad la todavía inestable situación económica y las restricciones al ocio y a la movilidad. No obstante, la cartera de inversión experimenta un crecimiento del 9% año contra año, hasta los 3.100 millones de euros. Es destacable el buen comportamiento del negocio de Irlanda, operado por la marca Avant Money, que ha tenido un crecimiento en la inversión del 39% contra el primer semestre de 2020, con una actividad hipotecaria iniciada recientemente que va tomando cada vez mayor velocidad.

En cuanto a EVO Banco cosecha interesantes resultados en su apuesta hipotecaria, multiplicando por 2,4 la nueva producción realizada en estos seis primeros meses de 2021 en comparación con las hipotecas realizadas en el mismo periodo de 2020. La inversión crediticia total de esta entidad, que opera de forma íntegramente digital, llega a los 1.549 millones de euros, un 50% más que a junio del pasado ejercicio.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar