Andorra regula por primera vez el derecho a la huelga, abarata el despido y amplía la baja de maternidad a 20 semanas

Andorra regula por primera vez el derecho a la huelga, abarata el despido y amplía la baja de maternidad a 20 semanas

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:49

El Parlamento andorrano ha aprobado este jueves las leyes de relaciones laborales, de acción sindical y patronal, y de medidas de conflicto colectivo, todas tres de gran trascendencia para los trabajadores y empresas del país.

La ley de relaciones laborales aplica cambios como la ampliación de la baja de maternidad de las 16 a las 20 semanas, y la baja de paternidad de los 15 días a un mes, mientras que también se crean nuevas modalidades de contrato, como la del teletrabajo desde casa.

A la vez, esta norma implica un abaratamiento del despido: si hasta la fecha el despido improcedente se pagaba a 45 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades, ahora se rebaja a 31 días con un máximo de 24 pagas.

Por otro lado, la ley de medidas de conflicto colectivo implica la regulación, por primera vez en Andorra, del derecho a la huelga, reconocido en la Constitución.

El texto establece los pasos a seguir por parte de los trabajadores y sindicatos hasta llegar a realizar la convocatoria y se prohíben, entre otras, las huelgas de carácter político y las de celo.

Finalmente, la ley de acción sindical y patronal tiene como objetivo fomentar y facilitar el ejercicio de acción sindical en el seno de las empresas, una actividad muy escasa actualmente.

OPOSICIÓN SOCIALDEMÓCRATA

En una sesión de más de doce horas, los tres textos, impulsados por el grupo parlamentario de Demòcrates per Andorra --que tiene mayoría-- han conseguido un importante consenso, pero el rechazo especialmente del Partit Socialdemócrata.

La consejera socialdemócrata Rosa Gili ha manifestado durante la sesión que las tres leyes suponen un "grave retroceso de los derechos de los trabajadores" y ha lamentado que solo se han tenido en cuenta las demandas de la patronal.

Por su parte, el Govern andorrano ha defendido durante la sesión que son textos legales homologables a las directrices de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Lo más