La CE admite a trámite la denuncia de Anfac contra la Ley de Cambio Climático de Baleares

La CE admite a trámite la denuncia de Anfac contra la Ley de Cambio Climático de Baleares

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:10

La Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la Comisión Europea (CE) ha admitido, con fecha 4 de febrero de 2019, la denuncia presentada por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) en relación con el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética de Baleares.

El documento, al que tuvo acceso Europa Press, confirma el registro como denuncia de la queja interpuesta por Anfac ante la Comisión Europea y ante el Consejo para la Garantía de la Unidad de Mercado con fecha 15 de enero.

El texto confirma que la denuncia de la asociación española en relación con la prohibición de circulación de los vehículos de combustión en Baleares será "examinada" por los servicios de la CE, que tienen un máximo de un año para tomar una decisión, en relación con el Derecho de la Unión Europea aplicable en esta materia.

El proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Gobierno de Islas Baleares contempla, entre sus propuestas, la prohibición de circulación por las islas de vehículos diésel en 2025 y de todos los automóviles, motocicletas, furgones y furgonetas que utilicen combustibles fósiles (diésel, gasolina, gas o híbridos) desde 2035.

Ante esta situación, Anfac indicó que ningún ciudadano europeo podrá acceder con su vehículo de combustión a estas zonas desde dicha fecha y que los concesionarios tampoco podrán vender automóviles con esas tecnologías.

La organización tildó de "arbitrarias, inidóneas y desproporcionadas" las medidas que se quieren adoptar en Baleares, al tiempo que señaló que están "huérfanas" de cualquier respaldo técnico o científico, y, en su opinión, "suponen un claro incumplimiento del derecho de la Unión Europea".

En este sentido, la denuncia afirma que la prohibición pretende afrontar un "supuesto problema de calidad del aire" cuando esta es "entre buena y excelente", según el Informe de Calidad del Aire de 2017 de las Islas Baleares.

Igualmente, el texto presentado por la asociación de fabricantes destaca que esta medida incumple la libertad de circulación de mercancías y personas, así como la libre prestación de servicios, el marco europeo de homologación de vehículos e incluso, de forma subsidiaria, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, "al afectar gravemente al normal funcionamiento del mercado e incidir de manera gravosa y perjudicial a la libertad de circulación de mercancías".

Por ello, desde Anfac solicitaron en la denuncia que la CE inicie un procedimiento de infracción del Derecho comunitario y que, en caso de que se mantenga la vigencia de la aprobación, se adopten medidas cautelares que suspendan la prohibición.

MÁS ALLÁ DE LO QUE PROPONE EUROPA.

Desde Anfac destacaron que el proyecto de Ley de Cambio Climático de Baleares propone una prohibición "que va mucho más allá de las propuestas marco de la CE", ya que el enfoque comunitario apuesta por descarbonizar la economía de la UE "desde un punto de vista amplio y con la contribución de todos los sectores".

"La UE apuesta por fijar una senda hacia la descarbonización en 2050 que incluye estrategias de impulso y no prohibiciones", aseguró la organización, al tiempo que subrayó que el anuncio de esta medida ha motivado que el mercado de vehículos nuevos tenga un ritmo menor en dicha región que en el resto de España.

"Esta medida supone, en la práctica, una prohibición de compra de vehículos desde su misma entrada en vigor, porque nadie en esa comunidad autónoma va a adquirir un vehículo en medio de tal incertidumbre y menos un diésel sabiendo que a partir de 2025 no va a poder circular", explicó.

Lo más