William Taubman biografía a Gorbachov: "Ha sido el chivo expiatorio de Putin"

William Taubman biografía a Gorbachov: Ha sido el chivo expiatorio de Putin

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:56

El politólogo William Taubman escribe la biografía del exdirigente ruso que lideró la 'Perestroika', 'Gorbachov' (Debate), quien a su entender ha terminado por convertirse en "el chivo expiatorio" del actual presidente de Rusia, Vladimir Putin.

"En cierto modo, Gorbachov se convirtió en una especie de chivo expiatorio para Putin, porque tenía que echarle la culpa a alguien por el pasado y no podía culpar a Yeltsin. Y todo el mundo sabe que Putin ha sido el chico de Yeltsin", ha señalado en una entrevista con Europa Press el autor estadounidense.

A día de hoy, Gorbachov vive "una vida difícil y triste", con apuros económicos y una salud frágil. "La última vez que le vi utilizaba un bastón para caminar y le costaba levantarse de la silla. ¿En qué emplea el tiempo? Tiene un despacho en su fundación, al que llega se sienta en la mesa, concede entrevistas...pero comparada con el pasado, su vida es vacía", ha lamentado Taubman.

Culpa de esta situación también reside en la "enorme impopularidad" de la que goza Gorbachov en el país ruso --la última vez que se presentó a un proceso electoral en 1996, apenas llegó al 1% de los votos--. "En su momento, mucha gente acogió con entusiasmo sus medidas, pero en retrospectiva, los rusos piensan que eran una gran superpotencia y todo lo que tenían desapareció", ha apuntado.

Preguntado entonces por qué ha decidido quedarse en Rusia con un ambiente mayoritariamente contrario a su persona, Taubman lo justifica en el hecho de "querer demostrar a la gente que es un patriota". "Él ya ha sido acusado de traidor en varias ocasiones y cree que, si se fuera a vivir a Estados Unidos o Alemania, probaría a los rusos que ha sido desleal", ha explicado.

FELIPE GONZÁLEZ, SU "DEBILIDAD"

Conocedor de numerosos políticos a finales de los 80, Gorbachov tenía "una debilidad" por uno en concreto: el expresidente español Felipe González. "Le gustaba mucho reunirse con él, más que con cualquier otro dirigente. Tenían muchas cosas en común: eran jóvenes, reformadores, con un pasado comunista... les gustaba conversar sobre política e ideales", ha matizado.

Por el contrario, tenía "una rivalidad casi shakesperiana" con su sucesor político, Boris Yeltsin, donde llegaron a "odiarse el uno al otro". "Y con esa lucha, el proyecto que ambos compartían perecen: ambos querían reformar el país y si hubieran hecho causa común, todo habría durado más tiempo", ha destacado.

TRUMP Y GORBACHOV, "TOTALMENTE OPUESTOS"

Para este libro, Taubman se ha entrevistado con una decena de ocasiones con Gorbachov. Cuestionado sobre como el exlíder ruso ve la llegada de nuevos dirigentes como Donald Trump, el politólogo responde que "seguramente no conectarían". "Por ejemplo, Trump es un granuja retorcido y cínico. Es totalmente opuesto a Gorbachov, ya que solo cree en el poder y en la fuerza", ha zanjado.

Taubman ha alertado de que hoy en día Rusia "está volviendo" a la época preGorbachov, aunque "con diferencias". "Y esa diferencia es la del totalitarismo y el autoritarismo. Putin está volviendo más al concepto de la vieja Rusia zarista y, como es menos totalitarista, es más fuerte que el antiguo régimen soviético", ha concluido.

Lo más