COPE

PIERRE MATISSE

Una exposición reconoce a Pierre Matisse la llegada del arte español a EE.UU.

La Galería Mayoral de Barcelona ha reunido obras de Miró, Millares, Saura, Rivera y Canogar en una exposición que rinde homenaje al galerista Pierre Matisse, hijo de Henri Matisse, y reconoce el trabajo en favor de la proyección del arte español en Estados Unidos de uno de los marchantes más importantes.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:29

La Galería Mayoral de Barcelona ha reunido obras de Miró, Millares, Saura, Rivera y Canogar en una exposición que rinde homenaje al galerista Pierre Matisse, hijo de Henri Matisse, y reconoce el trabajo en favor de la proyección del arte español en Estados Unidos de uno de los marchantes más importantes.

Desde hoy y hasta mediados de abril, se pueden contemplar en la galería barcelonesa cinco obras: "Sin título" (1981), un óleo, aguada, tinta china y carbón sobre papel de Joan Miró; "Zona erógena" (1959), de Rafael Canogar; "Nule" (1958), de Antonio Saura; "Cuadro 186" (1962), de Manolo Millares, y una composición de Manuel Rivera.

El director de la galería, Jordi Mayoral, ha explicado a Efe que esta exposición, que ya exhibió en su sede parisina, es "un homenaje a Pierre Matisse, figura clave del arte del siglo XX, que unió Europa y Estados Unidos".

En los años 1930, cuando tuvo lugar el estallido de la Guerra Civil española y el ascenso de Hitler al poder en Alemania, numerosos artistas, galeristas, conservadores e intelectuales europeos emigraron hacia otros países de Europa y hacia Estados Unidos, principalmente a Nueva York, abriendo así el camino a las vanguardias internacionales.

Entre aquellos ilustres "exiliados" se encontraba Pierre Matisse, hijo menor del pintor y que inauguró la galería que llevaba su nombre en 1931 en el piso 17 del Fuller Building, situado en la 41 East 57th Street de Nueva York, y que acogió más de 300 exposiciones hasta su fallecimiento en 1989.

Mayoral recuerda que "Pierre Matisse y Joan Miró se conocieron en 1930 gracias a un viejo amigo del artista barcelonés, el marchante de arte parisino Pierre Loëb, y su amistad duró más de cincuenta años".

En una época en que el mundo miraba a Estados Unidos con anhelo, Miró, que tenía entonces 40 años y una carrera en pleno apogeo, vio en el joven Matisse la ocasión de conquistar un nuevo territorio, y por ello decidió presentar en su galería de Nueva York las "Constelaciones".

Pierre Matisse expuso a Miró a partir de 1932 y le organizó unas 35 muestras individuales desde 1933 (con un catálogo con prefacio de Ernest Hemingway) hasta su muerte, en 1983.

En aquella amistad, Miró vio asimismo "la posibilidad de canalizar y mediatizar la acogida de la obra de otros artistas españoles que resultarían claves en el panorama artístico de posguerra, como Saura, Canogar, Millares y Rivera", subraya Mayoral.

Si Matisse jugó un papel esencial en el éxito institucional de Miró en EE.UU. especialmente a través de su primera retrospectiva en el MoMA en 1941 Miró, uno de los inspiradores del arte informal español en Estados Unidos, aprovechó su ascendencia para promover la obra de los miembros del grupo El Paso al otro lado del Atlántico, que sufrían entonces las estrecheces de la dictadura franquista.

En marzo de 1960, por consejo de Miró, Matisse retomó la exposición barcelonesa del grupo El Paso, exponiendo las obras de Millares, Canogar, Rivera y Saura, bajo el título "Four Spanish Painters", una muestra que llamó la atención de la prensa neoyorquina y fue, como apunta Mayoral, "el pistoletazo de salida de la carrera de varios de sus miembros en Estados Unidos, antes de las grandes exposiciones colectivas de 1960 en el MoMA ("New Spanish Painting and Sculpture") y el Guggenheim ("Before Picasso, After Miró").

Pierre Matisse incluyó a Manolo Millares, Antonio Saura y Manuel Rivera como artistas de su galería, programó algunas exposiciones monográficas de su obra y mantuvo una relación muy cercana a sus artistas, como demuestra la abundante correspondencia epistolar que mantuvo.

Fragmentos de estas cartas y catálogos originales de algunas de las exposiciones se exhiben asimismo en la galería.

"Personalmente, creo que solo hay un modo de ser marchante de arte, y es seguir siendo amigo de tus pintores", escribía Matisse en una carta dirigida a Miró el 17 de junio de 1945.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Siente el Carnaval de Cádiz

Siente el Carnaval de Cádiz

Con Rubén López en COPE Cádiz

Escuchar