Boletín

Toulouse recuerda el exilio de Picasso con una exposición con una treintena de sus obras y un centenar de fotografías

Toulouse recuerda el exilio de Picasso con una exposición con una treintena de sus obras y un centenar de fotografías

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:44

El museo Les Abattoirs de Toulouse alberga la exposición 'Picasso y el exilio. Una historia del arte español en la resistencia' hasta el próximo 25 de agosto en la que reúnen una treintena de obras de Picasso (pinturas, dibujos, grabados, esculturas y libros), más de un centenar de fotografías y archivos inéditos, en particular archivos personales del artistas malagueño conservados en el Museo Picasso de París.

La exposición abarca asimismo más de sesenta obras de artistas coetáneos de Picasso exiliados o testigos de la vida en los campos de refugiados. Una selección de películas, fotografías y archivos ayudan a contextualizar esta historia que se extiende desde 1936 hasta la actualidad.

Así, habrá obras de artistas como Óscar Domínguez, Pedro Flores, Carles Fontserè, Julio González, Roberta González, Joan Miró o Remedios Varo, entre otros. También de otros que crearon mientras estaban retenidos en campos de refugiados, como Antoni Clavé o los pintores J.Fín (Josefín Vilató) y Javier Vilató, sobrinos de Picasso, o mientras trabajaban en ellos como la fotógrafa Friedel Bohny-Reiter, que ejercía de enfermera.

La muestra, que cuenta con el patrocinio del Museo Picasso de París y con el apoyo de Acción Cultural Española (AC/E) coincide con el 80º aniversario del exilio republicano --conocido como 'La Retirada'-- y explora cómo la agitación histórica y personal del exilio afectó a Picasso y a otros artistas coetáneos.

Así, Picasso y el exilio abre un programa de exposiciones titulado 'Nací extranjero', que gira en torno al exilio en la historia y que tendrá lugar en la región de Occitania a lo largo de todo el año, y toma el relevo de la muestra Guernica del Museo Picasso de París dentro del marco de Picasso-Mediterráneo 2017-2019.

A partir del monumental telón creado en 1936 para un decorado teatral y titulado 'La Dépouille du Minotaure en costume d'Arlequin', cedido por el artista en 1965 a la ciudad de Toulouse, por entonces capital francesa del exilio español, la exposición se desarrolla en tres espacios de Les Abattoirs que ocupan desde el sótano hasta la primera planta.

La muestra aborda también el tema de la resistencia cultural, artística y humanista contra la dictadura franquista. En este sentido, se organizaron exposiciones militantes de artistas exiliados desde París hasta Praga pasando por Toulouse, y surgieron comités de apoyo.

Como cierre, se incluye un apartado contemporáneo que engloba apropiaciones del Guernica en tanto que obra pacifista e intervenciones artísticas sobre el exilio con una veintena de artistas. De entre ellos, algunos revelan la importancia de Picasso en la transmisión del mensaje de libertad artística e individual, mientras otros abordan el tema del exilio en la actualidad.

NACIMIENTO DEL 'GUERNICA'

En 1937, mientras Pablo Picasso trabaja en el encargo de una pintura para el pabellón de la República española en la Exposición Internacional de París, recibe la noticia del bombardeo de Guernica, cambia el tema en el que estaba trabajando y crea la obra 'Guernica'.

En 1939, después de tres años de guerra, 500 000 españoles cruzan la frontera entre Francia y España en tránsito hacia unos campos de refugiados con terribles condiciones de vida. Tras esa huida masiva --'La Retirada'--, muchos españoles en el extranjero, como Picasso, se convierten en exiliados políticos de facto.

La situación española refuerza el compromiso político del pintor contra el franquismo y a favor de la paz, tanto en su arte como en su apoyo a los exiliados españoles y, en concreto, a los artistas.

Lo más