• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

FESTIVAL ALMAGRO

'Todas hieren y una mata' funde el tiempo en Almagro.

El Corral de Comedias ha acogido esta noche la representación de 'Todas hieren y una mata', con dirección de Yayo Cáceres y texto de Álvaro Tato en el marco del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:16

El Corral de Comedias ha acogido esta noche la representación de 'Todas hieren y una mata', con dirección de Yayo Cáceres y texto de Álvaro Tato en el marco del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Este espacio escénico ha revivido por una noche el Siglo de Oro en un montaje que consigue tender un puente entre risas y complicidad con el público emulando la grandes noches de los corrales barrocos.

El espectáculo, escrito con estructura y métrica propias de la comedia áurea, parte del mito del manuscrito encontrado con el que una profesora se propone terminar una comedia inconclusa, provocando un juego permanente de espejos entre la realidad y la ficción en el que el tiempo se dobla como en las cercanías de un agujero negro.

La propuesta de Cáceres parte de la sencillez para crear, a través del trabajo de los actores y la magia de un puñado de trucos escenográficos una resignificación de objetos y espacios sin los que el espectador no podría comprender el juego propuesto.

El texto de Álvaro Tato, lleno de arte y amor por el verso clásico y una ortodoxia sorprendente en las estructuras de la comedia nueva de Lope de Vega, consigue jugar con destreza en ritmos, planteamientos y temas mucho más propios del teatro contemporáneo.

Más allá de ser un simple homenaje o experimento formal, 'Todas hieren y una mata' acaba siendo una profecía autocumplida, que hace vivir en escena el tipo de teatro que defiende en la propia obra.

Una puesta en escena tan arriesgada y tan desnuda, no podría sostenerse sin el trabajo de un elenco impecable, que no solo es eficiente jugando bajo las normas que ha definido, sino que acompaña de la mano a un público que se deja ir, rendido.

En una propuesta en la que el salto entre realidad y ficción es tan importante, destaca la soltura con la que Alba Banegas consigue armonizar registros y hacer avanzar un relato que, pese a ser complejo, resulta comprensible.

La música es otro de los ejes sobre los que pivota el montaje y se alía con los versos de Tato para jugar las canciones como un catalizador mágico que une los distintos planos en los que se desarrolla la historia.

Las composiciones musicales, obra del propio Cáceres, parten de una instrumentación sencilla y se nutren de la energía que crean los actores interpretándolas en directo.

El público, que llenaba el Corral de Comedias, celebró el montaje puesto en pie y con una prolongada ovación.

'Todas hieren y una mata' se volverá a representar este jueves en el Corral de Comedias de Almagro.

Lo más