COPE

El templo de Artemisa: la destrucción de una de las 7 maravillas del mundo antiguo

Repasamos la incrédula razón de la quema de una de las construcciones más representativas de la historia

El templo de Artemisa: la destrucción de una de las 7 maravillas del mundo antiguo

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:18

Para quien no conozca la existencia de esta increíble construcción, lo primero que es necesario destacar es que el Templo de Artemisa es uno de los más representativos del mundo e historia antigua.

Está considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo. Situado en la ciudad de Éfeso (Turquía) y se construyó para honrar la figura de Artemisa, una de las deidades más veneradas. Diosa de la caza, los animales salvajes, el terreno virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas.

"He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esas otras maravillas perdieron su brillo, y dije: 'aparte del Olimpo, el Sol nunca vio algo tan grandioso'". Afirmaba Antípatro de Sidón, autor de la popular lista.

Entre los muchos objetivos que tenía la construcción a parte de los propósitos religiosos servía para como una atracción para los comerciantes que pasaban por allí e incluso para los reyes que rendía homenaje mediante diversas ofrendas como joyas y otros tesoros. No podemos olvidar tampoco que incluso llegó a servir de guarida para los perseguidos debido a que nadie se atrevía a pasar y poder profanar el templo.

No obstante, el punto de inflexión en esta historia la encontramos cuando, según cuenta el historiador griego Plutarco, un hombre denominado Eróstrato decidió quemar el templo que había llevado un siglo construir.

LA RAZÓN

El incendio tenía una única y clara razón. Cuando Eróstrato fue detenido, confesó que lo había hecho simplemente para que su nombre fuese recordado para la eternidad.

Esto supuso que, además de ser torturado y ejecutado, su nombre quedó prohibido bajo la pena de muerte. Con el paso del tiempo, el castigo de mencionar su nombre quedó en el olvido ya que el historiador contemporáneo Teopompo lo mencionó en una de sus obras.

ctv-moi-templo-artemisa-efeso-2017


TIEMPO DESPUÉS

Desde ese mismo momento, los efesios de sumergieron en la costosa obra de reconstrucción de lo que había sido un templo legendario sobre los cimientos originales poco después de la tragedia.

Años después, recibieron cálidamente a aquel que había nacido de las cenizas del santuario de la diosa, Alejandro el Grande.

Una vez derrotadas las tropas persas en la batalla de Granicus en 334 a.C., este entró triunfante en Éfeso, liberando a las ciudades griegas de Asia Menor.

Pero cuando el conquistador se ofreció como la solución pagando todos los gastos de la reconstrucción si se le concedía crédito por su generosidad, el ayuntamiento enfrentó un claro problema: no querían estar en deuda con el macedonio utilizando la ya popular frase de: "Es inapropiado que un dios le dedique ofrendas a los dioses".

En la actualidad, fragmentos del derruido monumento forman parte de otras construcciones. Partes del templo de Artemisa están ahora, por ejemplo, en Santa Sofía (Estambul), una antigua mezquita convertida en museo.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar