'Swallow' sumerge a los espectadores del Festival de Sitges en un liberador trastorno mental

La película de Carlo Mirabella-David arrasa en el Festival de Sitges

Swallow sumerge a los espectadores del Festival de Sitges en un liberador trastorno mental

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:15

La película 'Swallow', de Carlo Mirabella-David, ha sumergido la tarde de este jueves a los espectadores del 52 Sitges Film Festival - Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Cataluña en un viaje en torno al cuerpo y a una grave y desconocida enfermedad mental y alimentaria que resulta ser el mecanismo liberador de una protagonista oprimida, y metáfora de la necesaria liberación personal de cada uno.

La película está protagonizada por una joven de alto estatus, de marido impecable y con un embarazo en camino, que descubre el placer y felicidad que le provocan comerse una canica de colores, dando lugar a un thriller en torno al cuerpo que bucea en una de las enfermedades mentales más desconocidas.

El neoyorquino Carlo Mirabella-David, graduado en cine por la Tisch School of the Arts, debuta con este largometraje de ficción tras dirigir el corto 'Knife Point' y codirigir 'The Swell Season', y propone una de las producciones más originales del festival indagando en un inquietante problema mental desde una lectura de liberación personal.

SENTIRSE BIEN

Con guión del mismo Mirabella-David, la historia teje un paralelismo entre el trastorno de la protagonista y una superación de sus traumas del pasado y del presente, en un canto hacia cómo sentirse bien con uno mismo y no 'tragar' --tal como reza el título de la película-- con lo que uno no quiere.

La fotografía, firmada por Katelin Arizmendi, refuerza este viaje a la alta sociedad que plantea el director, con 'frames' extraídos como de una revista de decoración llena de contrastes, dando lugar a un trabajo que algunos han calificado de "magnética" al terminar la proyección.

Mención aparte merece la interpretación a cargo de una inocente y cándida Haley Bennett, que encarna el vacío de una joven esposa de antaño, sumisa, obediente y con necesidad de recibir el amor de su distraído marido.

Su actuación en esta película ha motivado que muchos comentaran que la estadounidense es la merecedora al premio como Mejor Actriz de esta edición, algo que se resolverá el sábado en el palmarés del festival.

Lo más