FESTIVAL SONORAMA (Crónica)

Sonorama y Kitai rinden homenaje al mejor pop rock de los 70 y 80

Lo lograron hace tres años y han vuelto a conseguirlo en la vigésimo segunda edición de Sonorama, porque el grupo madrileño Kitai ha ofrecido uno de los momentos intensos del festival durante el concierto sorpresa que han ofrecido esta tarde del viernes en la mítica Plaza del Trigo.,Desde horas antes se rumoreaba que sería este grupo la actuación sorpresa con la que se cerraría la jornada en la céntrica plaza de la capital ribereña. Tal vez po

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:14

Nieves López

Lo lograron hace tres años y han vuelto a conseguirlo en la vigésimo segunda edición de Sonorama, porque el grupo madrileño Kitai ha ofrecido uno de los momentos intensos del festival durante el concierto sorpresa que han ofrecido esta tarde del viernes en la mítica Plaza del Trigo.

Desde horas antes se rumoreaba que sería este grupo la actuación sorpresa con la que se cerraría la jornada en la céntrica plaza de la capital ribereña. Tal vez por ello, y por la presencia previa, en ese mismo escenario, de Rayo y de Lunáticos, a los que ha acompañado Siloé, la zona se hallaba abarrotada desde bastante antes.

Incluso, a modo de guiño, un panel publicitario junto a un centro escolar de Aranda anunciaba desde hace semanas a Kitai como uno de los fenómenos a seguir. Quizás, anticipándose al éxito que estaban llamados a cosechar esta tarde.

El anuncio de su presencia a cargo de Javier Ajenjo, director de Sonorama, fue un mero trámite y, apenas han hecho aparición sobre las tablas, los 6000 "sonorámicos", que han ocupado por completo todo el casco histórico, se han rendido a Kitai.

La indumentaria con que han saltado a escena ya apuntaba que iban a hacer algo grande. Mallas de leopardo y colores chillones, torsos descubiertos, pelucas recreando crestas, rizados y cardados típicos de otras épocas... Todo ha apuntado a que se estaba preparando un gran espectáculo.

Y así ha sido durante más de una hora. Desde el primer momento, con la participación de Sean Frutos, de Second, y la interpretación del "Take on me" de A-HA, se han hecho con la complicidad de un público que no ha dejado en ningún momento de jalear y corear cada uno de los temas que tocaban.

El ánimo no ha decaído en ningún momento y cada nueva canción era una nueva sorpresa.

Álex Jordá de Izal, Alberto Jiménez de Miss Cafeína, Varry Brava y Rafa Gutiérrez, Juanma Latorre de Vetusta Morla se han ido dando el relevo ante el micro para ir desgranando éxitos de los 70 y 80 del siglo pasado.

"Highway to hell", "We are the champions", "Voy a pasármelo bien" o "Living on a prayer" han sido coreadas sin descanso por un público entregado que lo mismo ha improvisado unos pasos de baile en el sentido que les ha indicado Álex, la voz del grupo, que hacía sentadillas o alzaba los brazos tocando el cielo.

Ha habido incluso tiempo para presentar dos de los temas de su próximo trabajo.

No ha sido un punto y final y Kitai volverá a Sonorama para participar en el concierto de despedida a partir de la medianoche del domingo.

Lo más