Shakira, a media voz en su concierto en Madrid

La colombiana brilla en Barakaldo en el primer concierto en España de su gira 'El Dorado'

 Shakira inicia su gira 'El Dorado' en Madrid 

CORDON PRESS

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:31

Shakira atacaba sus canciones para los dos anteriores mundiales, el 'La la la' de Brasil 2014 y el 'Waka waka' de Sudáfrica 2010, mientras la selección de su país, Colombia se jugaba su pase a cuartos en éste en la tanda de penaltis. Noche de emociones en el Wizink Center de Madrid, en el regreso de la cantante de Barranquilla a la capital después de siete años y tras posponer su gira europea del pasado otoño después de una hemorragia en sus cuerdas vocales.

"Estos han sido los meses más duros de mi vida", dijo en un momento de la actuación. "Muchas veces pensé que no volvería a cantar en público. Pero los milagros existen. Y si estoy aquí es por ustedes. Gracias por sacarme a cantar otra vez, mis amigos". No hubo milagro para Colombia y cayó ante Inglaterra. Pero Shakira no caerá de momento. No, al menos, mientras tenga un público que la ama y que llega donde ella no llega. Porque ayer quedó claro que ha quedado tocada de su dolencia: el torrente vocal de antaño queda hoy diluido entre momentos en que no se la oye, o bien recurre a los 'sing-along' del público o, ya directamente, tira de 'playback' de relleno, como en 'Loba'.

La tercera parada, tras Coruña y Baracaldo, de su gira 'El Dorado' arrancó ante 14.000 asistentes con un recorrido fotográfico por la vida de Shakira, desde niña hasta ahora. Pantalones transparentes, golpes de pelazo y cañones de confeti plateado para el arranque con 'Estoy aquí'. Saltarina, la colombiana ha gritado: "¡Yo pienso en ti, Madrid!" mientras llevaba la canción a las bocinas discotequeras, tocando los teclados y empalmando con 'Dónde estás corazón'.

Encadenada y espatarrada, con bailes robóticos y entre primeros planos del culo, quedaron patentes las limitaciones de su voz, a pesar del recurso al 'vocoder'. 'Si te vas', más rockerilla, dio paso a 'Perro fiel', completada con otra grabación, la de Nicky Jam.

'Me enamoré' sonó mientras empataba Colombia en el descuento y en 'Inevitable' tiró de guitarra y de los coros de los asistentes. Ellos completaron también 'Chantaje', con otra grabación, en este caso de Maluma.

A mitad del 'show', un interludio en forma de cuento sobre las diosas madres de la Naturaleza, para surgir Shakira como una diosa madre, haciendo la danza del vientre con sus movimientos alucinantes. Entonces llegaron 'Suerte', 'Tú' (una baladona pero sin pasarse de intensidad) y 'Amarillo', bañada de este tono, aunque no por los políticos independentistas presos. Mientras agitaban globos de colores, la estrella mostró la pegatina detrás de su guitarra con una foto de Piqué y sus niños.

Lo más