ROCK FEST

El Rock Fest convertirá Santa Coloma en epicentro del 'heavy' durante 3 días

El parque de Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), se convertirá a partir de mañana en el punto neurálgico del rock y el 'heavy' nacional e internacional con la inauguración del Rock Fest 2018, un festival que para esta edición reúne a algunas de las bandas más míticas de este estilo, como Kiss y Judas Priest.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:08

El parque de Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), se convertirá a partir de mañana en el punto neurálgico del rock y el 'heavy' nacional e internacional con la inauguración del Rock Fest 2018, un festival que para esta edición reúne a algunas de las bandas más míticas de este estilo, como Kiss y Judas Priest.

Desde mañana jueves y hasta el sábado 7 de julio pasarán por los escenarios del Rock Fest más de cuarenta bandas, locales y extranjeras, que harán vibrar al público que ocupará los más de 60.000 metros cuadrados que comprende el recinto de un festival que este año llega a su quinta edición y en el que los organizadores esperan superar los 70.000 asistentes.

Como todo buen festival de música, el Rock Fest ha dejado lo mejor para el final y el sábado 7 de julio será la banda estadounidense de las caras pintadas, los míticos Kiss, la que pondrá el punto final a tres jornadas intensas de rock and roll con un espectáculo en el que "patearán traseros", como aseguró su bajista, Gene Simmons, en la presentación del festival.

En aquella ocasión, Simmons -que el próximo més de agosto cumple 69 años- avisó a sus seguidores que los miembros de la banda se encuentran muy bien y que no están en una gira de despedida, sino todo lo contrario: "En Kiss llevamos tocando más de 44 años y estamos muy fuertes".

Es de esperar, por lo tanto, que la banda norteamericana ofrezca en Santa Coloma un concierto enérgico y electrizante, como los que suelen ofrecer desde que empezaron a tocar en los años setenta y con los que saltaron a la fama gracias a temas como "I Was Made For Loving You" y "Rock And Roll All Nite".

Pero los seguidores del 'heavy metal' no tendrán que esperar hasta el sábado para ver a algunas de las bandas más legendarias de este estilo musical: el jueves 5 de julio será una jornada con doble cabeza de cartel, en la que saltarán al escenario el legendario cantante de Black Sabbath, Ozzy Osbourne, y Judas Priest.

Osbourne llega a Santa Coloma después de una intensa gira de despedida con su banda Black Sabbath -la agrupación pionera del heavy metal- que lo llevó por prácticamente todo el mundo en 2017.

Los británicos Judas Priest, en cambio, vuelven al Rock Fest tres años después de haberse presentado en la edición de 2015 del festival y para ello traerán un nuevo disco, titulado "Firepower", con el que la banda quiere demostrar que están en plena forma.

La segunda jornada del festival estará marcada por la presencia de la banda alemana Halloween, el primer cabeza de cartel que se anunció, que llegará a Santa Coloma como parte de su gira "Pumpkins United", con la que celebran su contribución a la historia del rock.

El viernes 6 de julio actuará también la banda insignia del heavy metal español: Mägo de Oz, que tras treinta años de actividad musical quieren seguir ofreciendo conciertos intensos y vibrantes para complacer a sus seguidores más fieles.

En la última fecha del Rock Fest, además de Kiss, también subirán al escenario dos grandes agrupaciones históricas del rock pesado: los norteamericanos Megadeath y los alemanes Scorpion.

En esta edición, el Rock Fest volverá a contar con dos macroescenarios unidos entre sí, que tienen una superficie de 2.600 metros cuadrados y una longitud frontal de 120 metros, el escenario más grande que se instala en un festival de todo el país.

El festival tendrá también áreas de restauración y zonas de firma de autógrafos, así como un tercer escenario, el Carpa Rock Tent, en el que se harán actividades paralelas diversas, como karaokes o DJ's, que pondrán el punto final a cada día de festival.

Lo más