FESTIVAL ARENAL (Previsión)

El reggaetón y la charanga se adueñan del final del Arenal Sound

Rosabel Tavera

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 01:46

Rosabel Tavera

El reggaetón, el trap, la charanga y los ritmos urbanos y de mestizaje han cerrado esta noche la novena edición del Arenal Sound en la que 300.000 jóvenes han pasado por la playa de Burriana en una cita musical que cada año avanza en dirección a las tendencias de las redes sociales en detrimento de los sonidos rock y pop.

La fiesta de La Raíz y La Pegatina han revolucionado el escenario principal con su derroche de energía verbenera y haciendo bailar a miles de chavales que abarrotaban el recinto a esa hora en detrimento de otras actuaciones como la de los murcianos Kuve o los valencianos Six to Fix, constatando que los sonidos más ligados a las guitarras cada vez son menos populares en el Arenal Sound.

Los jóvenes que hace más de ocho meses agotaron los abonos para la novena edición del festival -que estuvieron poco más de un mes a la venta- no sabían todavía quién actuaría en Burriana, pero estaban convencidos de que podrían ver a los grupos y artistas más populares de Internet.

Además del elenco de pinchadiscos de la cúspide del género de la música de baile, como Steve Aoki que se encargará de cerrar el escenario principal en esta última jornada, el festival iba a sumar a su cartel nombres vinculados a la música urbana, como el trap, el rap y al reggaetón, con una de las figuras más populares, la del puertorriqueño Bud Bunny, que también actuará hoy en el escenario principal.

Y se añadió el otro ingrediente que ha ido cobrando popularidad en España y especialmente entre el público del Arenal Sound, la reciente tendencia al alza del llamado mestizaje, ese cajón de sastre en el que se incluye el ska, el punk, el reggae, la rumba y el funk.

Un género que viene copando la programación del domingo del Arenal Sound y que hoy se ha escenificado con La Raíz, La Pegatina, Juanito Makandé o Green Valley, todos con un gran respaldo del público.

El grupo de Gandía La Raíz se despide este año de los escenarios "después de 12 años de trabajo sin descanso", tras los cuales, han explicado al final de un concierto multitudinario y festivo, están orgullosos de "ser de Gandía" y de haber llevado la música de la calle directamente al público "sin pasar por el aro de la industria musical".

Green Valley ha llegado al escenario Negrita con su sonido dancehall y reggae cada vez más popular en la escena nacional y, en el mismo escenario, Lágrimas de Sangre son su rap combativo han demostrado también la tendencia hacia estos sonidos.

Tras ellos ha llegado La Pegatina, en cuyo repertorio cabe todo y bajo el tamiz de la verbena se cuelan en sus actuaciones el pop, el ska, el merengue o la rumba, siempre con una frenética energía que se transmite al público.

La actuación de Bud Bunny, ya entrada la madrugada, será el colofón, junto a la sesión del afamado DJ Steve Aoki a cuatro días de fiesta, música y playa en Burriana.

Unos días en los que se ha ido anticipando ya el que será el décimo aniversario del festival en las pantallas del festival entre conciertos con un vídeo en el que la organización asegura que "nos habéis acompañado durante 9 años, el año que viene cumplimos 10 años y queremos soplar las velas con todos vosotros, no puedes faltar, será una edición muy especial llena de sorpresas".

Con las cifras de este año y las expectativas generadas para el décimo aniversario, que tendrá lugar del 30 de julio al 4 de agosto de 2019, el Arenal Sound podría batir su propio récord y agotar los abonos incluso antes que en la presente edición.

Lo más