TEATRE LLIURE

Pleno Patronato Lliure convoca concurso internacional para su nuevo director

El pleno del Patronato del Teatre Lliure ha acordado hoy convocar un concurso público abierto a Europa para escoger al nuevo director de la institución, después de que Lluís Pasqual presentara su dimisión a principios de septiembre.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:20

El pleno del Patronato del Teatre Lliure ha acordado hoy convocar un concurso público abierto a Europa para escoger al nuevo director de la institución, después de que Lluís Pasqual presentara su dimisión a principios de septiembre.

Durante el encuentro, en el que la actriz Rosa Maria Sardà ha mostrado su "incomodidad" para continuar como patrona, abandonando la sesión antes de terminar, se ha aprobado que la junta de gobierno del próximo 5 de octubre haga una propuesta sobre las bases de este concurso y de la composición de su jurado, que estará formado por unas siete personas, que se intentará que sean el máximo de representativas posible de sensibilidades, ideologías, generaciones y género.

A finales de octubre, en una nueva reunión del Patronato, se debatirá esta propuesta y se publicarán las bases para escoger al nuevo director, que podría empezar a ejercer en el primer cuatrimestre de 2019, según ha explicado en una rueda de prensa el presidente de este órgano, Ramon Gomis.

En caso de que el jurado independiente presente a la junta de gobierno dos nombres, en vez de uno, como finalistas del concurso, será la junta la encargada de elegir uno y darlo a conocer al patronato.

Mientras tanto, el teatro funcionará en "régimen de dirección transitoria" con Clara Rodríguez, la actual subdirectora, y Aurora Rosales, adjunta a la dirección artística, ambas del equipo de Pasqual, como máximas responsables en los próximos meses, en los que las obras que el anterior director tenía previsto dirigir no se representarán.

Otra novedad es que durante este periodo de "interinidad", la junta se reunirá cada mes en vez de cada tres meses como hasta ahora.

Gomis ha calificado la reunión de "enriquecedora", sin esconder que existen diferencias entre los patronos, aunque todos hayan coincidido en mostrar su tristeza por cómo se ha producido la salida de Pasqual del centro.

Sus miembros han acordado, asimismo, crear una comisión para "repensar" el futuro del teatro y perfilar unos nuevos estatutos más acordes con los tiempos actuales.

Esta comisión de trabajo, que se espera que en seis meses dé a conocer su proyecto, estará formada por: Maria Martínez, Imma Colomer, Fermí Reixach, un miembro de la Associació d'Espectadors, Esteve Leon, Guillem-Jordi Graells y Frederic Amat.

En su comparecencia, el presidente del patronato no ha rehuido la autocrítica y ha reconocido que quizá debería haberse convocado antes una rueda de prensa sobre lo ocurrido con la dimisión de Pasqual porque "la opinión pública pedía información".

A nivel personal, no ha escondido que lo ha pasado mal porque es amigo de Lluís Pasqual desde hace muchos años -ambos son de Reus- y porque "él representa el ADN del Lliure, una institución que nació como una cooperativa de actores y directores que buscaron recursos para tirar adelante un teatro".

Lluís Pasqual, según ha dicho, empezó a hablar de su dimisión a finales del pasado mes de julio, después de haber sido acusado de seguir "prácticas abusivas contrarias a los derechos laborales", aunque destacados profesionales del sector salieran en su defensa.

El pasado día 1 de septiembre, el exdirector del Lliure envió una carta a Gomis en la que le indicaba que, hasta el momento, en todos los teatros que ha dirigido había contado con el apoyo de su equipo, algo "absolutamente imprescindible para tirar adelante un proyecto que, en las condiciones actuales", no se sentía "capaz de liderar".

A la reunión de hoy, han asistido una treintena de miembros, desde la consellera de Cultura, Laura Borràs, a la representante del Ministerio de Cultura, Amaya de Miguel, el comisionado de Cultura del Ayuntamiento, Joan Subirats, o el representante de la Diputación de Barcelona, Oriol Lladó.

Lo más