FLAMENCO BIENAL

Olga Pericet realiza su propio viaje por el mundo del baile en La Bienal

La bailaora y coreógrafa Olga Pericet ha cerrado la jornada de La Bienal de flamenco de Sevilla con "La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora", un largo título para un espectáculo en el que realiza su propio viaje personal a través del baile.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 00:54

La bailaora y coreógrafa Olga Pericet ha cerrado la jornada de La Bienal de flamenco de Sevilla con "La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora", un largo título para un espectáculo en el que realiza su propio viaje personal a través del baile.

Pericet se ha subido a las tablas del Teatro Central de Sevilla para dejar claro que no es casualidad que sea, actualmente, uno de los referentes del baile flamenco y la danza española de su generación, y una de las grandes renovadoras de los últimos tiempos.

Se trata de una artista a la que es difícil englobar en un único estilo, y, como ella misma dice, su cita de esta noche ha servido para poner en escena una propuesta que defiende "un universo donde lo femenino y lo masculino, el humor y lo dramático tienen cabida a partes iguales".

La ganadora del Premio MAX a la mejor bailarina principal en 2015, el Premio Ojo Crítico de las artes escénicas o el Premio de la Crítica en el reciente Festival de Jerez, ha estado acompañado por el cante de Miguel Ortega y Miguel Lavi, las guitarras de Antonia Jiménez y Pino Losada, y el baile y las palmas de Jesús Fernández.

Ha contado además con Carlota Ferrer en la dirección escénica y dramaturgia, Marco Flores en la dirección artística, coreografía y baile, y Pablo Martín Jones en el espacio sonoro.

"Es un espectáculo en el que el baile que nace de la memoria, de las heridas, de los besos recibidos, del tiempo que la ha acariciado  como si de un sueño se tratara", dice la bailaora, que propone un encuentro con un escenario "donde lo oscuro pace en calma y se derrama por momentos a borbotones, para finalmente hallar la luz".

Nacida en 1975, es uno de los referentes del baile flamenco y la danza española de su generación y una de sus renovadoras en los últimos tiempos, con formación como su licenciatura en Danza Española y flamenco en Córdoba.

Ha estudiado con maestros como Matilde Coral, Manolo Marín, Maica Moyano y José Granero, entre otros, y ha sido solista y artista invitada de compañías como la de Rafaela Carrasco, Nuevo Ballet Español, Arrieritos, Miguel Ángel Berna, Teresa Nieto, Belén Maya y Ballet Nacional de España, para compartir escenario con Ana Laguna, Nacho Duato, Enrique Morente entre grandes figuras de la música y la danza.

Lo más