• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

ARTE EXPOSICIÓN

Nieva y José Hernández, dos genios que dialogan años después de su muerte

El literato y dibujante Francisco Nieva y el pintor José Hernández era dos genios y, además, grandes amigos, con un mundo estético similar, que ahora, años después de la muerte de ambos, entablan un diálogo póstumo en la exposición "Escenarios visionarios". ,La muestra, que se inaugura mañana y puede verse hasta el próximo 20 de octubre en la Galería Leandro Navarro de Madrid, reúne 14 pinturas al óleo de Hernández y 14 dibujos de Nieva, todas ellas obras poco conocida de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:28

El literato y dibujante Francisco Nieva y el pintor José Hernández era dos genios y, además, grandes amigos, con un mundo estético similar, que ahora, años después de la muerte de ambos, entablan un diálogo póstumo en la exposición "Escenarios visionarios".

La muestra, que se inaugura mañana y puede verse hasta el próximo 20 de octubre en la Galería Leandro Navarro de Madrid, reúne 14 pinturas al óleo de Hernández y 14 dibujos de Nieva, todas ellas obras poco conocida de ambos.

Nieva (Valdepeñas, 1924 Madrid, 2016) y Hernández (Tánger, 1944 - Málaga, 2013) fueron dos genios y dos figuras imprescindibles para entender la cultura española del siglo XX.

La exposición realza el claro paralelismo estético entre ambos. En todos ellos se pueden ver personajes "con un tono muy teatral, muy libres y fantásticas", ha explicado este martes José Pedreira, encargado del legado de Nieva, durante la presentación de la muestra.

Las obras mostradas de Nieva no se habían expuesto nunca. "Estaban colgadas en el salón de su casa -explicó-, que ahora se ha quedado muy vacío".

Son dibujos que recogen "fantasías" inventadas de sus obras de teatro y representaciones de personajes de otros autores como "Doña Rosita la soltera" de García Lorca, que aparece como un ser deformado con varios pechos, a la que besa una paloma.

Estas obras, con personajes inventados y fantasiosos, establecen un claro diálogo con el legado del pintor José Hernández, del que se muestran 14 pinturas al óleo, y que era conocido por su oscuridad, barroquismo y corte fantástico.

"Tenía una personalidad doble, tenía su mundo y su pintura, pero luego él era otra persona", aclara su viuda, Sharon Smith.

"Era estupendo, un gran conservador, ameno, divertido, estas obras indudablemente tan oscuras, tan espectrales, nada tenía que ver con lo que era él a nivel social", según el galerista Iñigo Navarro, de la galería Leandro Navarro.

Además de las pinturas de Hernández, que van desde 1964 a 2004, la muestra también incluye grabados, un género en el que combina sus "personajes decrépitos y barrocos", con "su enorme capacidad y gusto por los dibujos", según el galerista.

Nieva y Hernández mantuvieron además de una gran amistad, una sólida relación profesional, su primer trabajo conjunto fue "Danzón de exequias", a la que siguieron colaboraciones como "Pelo de Tormenta" En el Teatro María Guerrero, y las óperas "La vida breve" de Manuel de Falla y "La señorita Cristina".

Lo más