COPE

Nicole Kidman cumple años: lo que le separó de sus hijos y el músico que le hizo olvidar a Tom Cruise

Nacida en Honolulu el 20 de junio de 1967, la actriz australiana es, además de musa de su marido el cantante Keith Urban, un referente de estilo en la alfombra roja

Nicole Kidman cumple 54 años este 20 de junio
Raquel Pérez Polo
@RaquelPerezPolo

Redactora COPE 

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 23:26

A Nicole Mary Kidman -ganadora de un Oscar, cuatro Globos de Oro, dos Emmy y un Bafta-, pese a estar en esa edad maldita para las actrices, no le falta el trabajo. Es más es la séptima actriz mejor pagada del cine -22 millones de dólares en 2020- según el ranking anual de la revista Forbes. Eso ahora, porque entre entre 2006 y 2009 ocupó el primer puesto de esa lista.



Porque aquella adolescente pelirroja con coletas que comenzaba a dar sus primeros pasos delante de la cámara en 'Los bicivoladores' o 'Bush Christmas' es una "cincuentañera" que no solo actúa sino que se ha convertido en una productora cinematográfica de éxito con su empresa Blossom Films con la que hace series, películas y contenidos digitales para, entre otros, Amazón Studios o la plataforma Hulu en la que va a estrenar una de las series más esperadas de 2021: 'Nine Perfect Strangers'.



Sin intención de hacer spoiler -en realidad el avance de la serie ya destripa algo-, 'Nueve perfectos extraños' cuenta un retiro de estos desconocidos en un lugar llamado Tranquillum House, uno de esos sitios donde se paga mucho dinero para conseguir una total transformación de mente y cuerpo. Durante diez días, nueve personas pasarán a estar bajo el control de la directora del centro, una misteriosa mujer llamada Masha -interpretada por Nicole-, sin ser conscientes de que todo va a cambiar y va a cambiar de forma espeluznante (ahí lo dejamos).

La miniserie está basada en una novela de la escritora australiana Liane Moriarty, autora también de 'Big Little Lies' serie que también le ha proporcionado a Nicole grandes alegrías a nivel profesional.



Con estos últimos papeles, como Celeste Wright en 'Big little lies' y como Masha en 'Nine Perfect Strangers' podríamos decir que Nicole Kidman apuesta, y mucho, por el thriller psicológico; series con terribles secretos como los que esconden el matrimonio Fraser, formado por Grace y Jonathan, en 'The Undoing'.



Al contrario de Celeste, de Grace o de Masha, las mujeres en cuya piel la hemos visto en la pantalla, Nicole, que tiene doble nacionalidad australiana y estadounidense, asegura que "no tiene historias oscuras o profundas que se esté guardando".

Todo lo contrario, se define como una mujer sencilla que ama a su familia, sus hijos y su marido, Keith Urban del que asegura que "desearía haberlo conocido mucho antes y haber tenido más hijos con él. Pero no fue así. Quiero decir, si hubiera tenido dos hijos más con él habría sido glorioso" (declaraciones a Entertainment Tonight).

Su vida con Tom Cruise: la Cienciología más fuerte que el amor

Podríamos decir que Nicole Kidman no es mujer de muchas relaciones sentimentales. Se le conocen pocos amores, en realidad, más allá de sus dos matrimonios, el primero con Tom Cruise que duró once años desde 1990 hasta 2001 y el segundo y actual con Keith Urban,una unión muy feliz que comenzaba en 2006 y que, si nada lo tuerce, será para toda la vida, se tiene constancia de una breve, pero intensa relación con Lenny Kravitz.

Nicole Kidman y Lenny Kravitz asistiendo a una actuacion en Nueva York cuando eran pareja

Nicole Kidman y Lenny Kravitz asistiendo a una actuacion en Nueva York


La aventura entre la actriz y el cantante neoyorquino apenas duró unos meses, sin embargo, su amistad sigue tan viva como el primer día. Una amistad que incluye a la hija de Lenny, Zoë Kravitz, que era una adolescente cuando su padre salió con Nicole y con la que con el tiempo ha compartido reparto en 'Big Little Lies'.

La relación con Kravitz fue la terapia que Nicole necesitaba para salir del agujero en el que había entrado tras romper su matrimonio con Tom Cruise. "Me costó mucho recuperarme, fue un shock para mi sistema" admitió en una entrevista a la revista DuJour en una de las escasas ocasiones en las que ha hablado sobre su matrimonio con el actor.

En esa misma entrevista confesaba que su amor por Tom fue profundo, literalmente un flechazo, “estaba totalmente enamorada, loca y apasionadamente. Era tan impulsivo e ingenuo. Estábamos en una burbuja, solo nosotros dos. Nos volvimos muy dependientes el uno del otro. Me cegué con Tom. Habría ido hasta los confines de la tierra por él”.

Nicole Kidman and Tom Cruise at the Eyes Wide Shut

Shooting Star


El hermetismo por parte de ambos, de Nicole y de Tom, sobre el fracaso de su relación propició todo tipo de especulaciones como qué pasó durante el rodaje de 'Eyes Wide Shut', que protagonizaron bajo las órdenes de Stanley Kubrick. ¿Qué parte de la culpa tuvo aquel rodaje? ¿Hacía aguas la relación antes de que empezaran a rodar la película?

Muchos años después, en declaraciones a The New York Times, Nicole contestaba a algunas de esas preguntas: "entiendo que eso encaje con la narrativa que el público se ha creado viendo lo que ocurrió después, pero yo definitivamente no lo veo así. En aquel entonces Tom y yo estábamos felizmente casados. Trabajábamos con el mejor cineasta y aprendíamos sobre nuestras vidas y disfrutábamos de nuestras vidas en el set”.

Si estaban, entonces, felizmente casados, ¿cuánta culpa tuvo la pertenencia a la Cienciología de Tom? En 2015, el documental 'Going clear' sacó a la luz las tácticas utilizadas por el líder del movimiento, David Miscavige, para separar a algunas parejas de Hollywood, entre ellas a Tom y Nicole, porque sospechaba que ella, católica confesa, estaba consiguiendo apartar a Tom de la organización. De hecho, desde que protagonizaran su primera película juntos, 'Días de Trueno' -el origen de su historia de amor-, intentaron separarles porque consideraban a Nicole como "fuente potencial de problemas".



La Cienciología consiguió además distanciar a la australiana de sus hijos, Isabella Jane y Anthony Connor, logrando que Tom Cruise se quedara con su custodia. Los pusieron en contra de su madre con la que apenas tienen relación.

Connor e Isabella Cruise Kidman, ambos fueron adoptados por la pareja de actores


Una de las últimas veces en las que se les ha visto juntos y en armonía a madre e hijos fue precisamente en la boda de la primera con Keith Urban.

Keith Urban, el amor de su vida y todo lo contrario a Tom

"Es decente, cariñoso, increíblemente listo, sensible y sexy. Es fácil hablar con él, no está chiflado y no lleva consigo un equipaje emocional, por lo menos que yo pueda ver. Me comprende y entiende mi mundo" le decía una Nicole Kidman tocada por la flecha de cupido a una amiga tras un primer paseo con Keith por Central Park en plena eclosión primaveral, en pleno estallido de flores y trinos de pájaros.

La actriz y el cantante se habían conocido meses antes en una cena ofrecida en Nueva York a personalidades australianas. El magnetismo y la simpatía de Keith atrajeron de tal manera a Nicole que le dio su teléfono, pero al parecer el cantante, que acababa de romper con su novia - la modelo Niky Taylor-, tardó en marcar el número. Al primer y primaveral paseo por el conocido parque neoyorquino, le siguieron escapadas en moto o cenas en rincones escondidos de los paparazzi.

Esto fue así hasta que la evidencia fue clara, tan determinante que ninguno de los dos pudo negar el porqué de la presencia de Nicole en la gira de la estrella country Keith's Alive in '05 . Desde entonces se separan en contadas ocasiones, siempre por trabajo, y mantienen la llama del amor viva.



Se casaron en junio de 2006 y como todo matrimonio han tenido momentos maravillosos como el nacimiento de sus dos hijas, Sunday Rose -de 13 años, y Faith Margaret de 10.




Pero también han tenido que superar situaciones complicadas como la desintoxicación de Keith, adicto a las drogas y el alcohol y cuya rehabillitación, como el artista admitión en la revista Rolling Stone, no habría sido igual sin Nicole.

A la familia Urban-Kidman le gusta mucho la música y cantar, de hecho, Nicole ha hecho en más de una ocasión los coros a su marido. No solo tiene oído, sentido clave para poder cantar, también tiene voz y si no vean 'Moulin Rouge'.



'Moulin Rouge': la película que resucitó el musical y nos descubrió a la Nicole cantante

Y que ya es todo un clásico del cine. Se cumplen 20 años del estreno de esta superproducción que dirigió el director australiano Baz Lurhmann y con la que resucitó un género olvidado, el musical.

La verdad es que Nicole Kidman y Ewan McGregor se jugaban su prestigio al atreverse a interpretar los números musicales y ganaron. El que podía haber sido un sonoro fracaso en sus respectivas carreras, fue, sin embargo, un gran éxito que sigue encandilando a todo aquel que la disfruta. La película te parece corta y dura dos horas y diez minutos.



No podemos decir que 'Moulin Rouge' no tenga detractores, pero tiene muchos más admiradores. Y para Nicole Kidman y Ewan McGregor ha sido muy importante en su carrera profesional y así lo ha destacado la actriz en sus redes sociales en las que ha celebrado estas dos décadas de la película junto a su compañero de reparto.




Cuando fue chica Amenábar

En 2001, Alejandro Amenábar echaba a rodar su tercera película, la primera en inglés, 'Los Otros' que iba a ser protagonizada contra todo pronóstico por Nicole Kidman.

El director español había pensado para el papel de Grace Stewart en Emily Watson, pero Tom Cruise que era el productor ejecutivo de la película propuso para la protagonista a la que todavía era su mujer, Nicole Kidman.

Superados los temores de Amenábar al meterse en la industria americana y codearse con los otrora todopoderosos hermanos Weinstein, el resultado fue, no solo un nuevo éxito para el joven director español -que acababa de cumplir 30 años-, sino también la confirmación de que Nicole era una gran intérprete.



Ya han pasado 20 años desde que Nicole rodara con Amenábar. Su contacto con España no acaba ahí. Ha comenzado a rodar con Javier Bardem, 'Being The Ricardos' en la que Nicole y Javier van a meterse en la piel de Lucille Ball y Desi Arnaz, matrimonio en la vida real y protagonistas de 'I Love Lucy', la telecomedia de más éxito en los años 50 en Estados Unidos.



Aún no se sabe cuándo se estrenara, pero a tenor de las críticas, Nicole deberá contradecir con su trabajo a todos los que aseguran que no está capacitada para la comedia y que ni de lejos se parece a Lucille Ball. Ya veremos.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo