MÀXIM HUERTA

Màxim Huerta bromea sobre su dimisión en la presentación de su nuevo libro

Màxim Huerta ha presentado hoy en Madrid "París será toujours París", un paseo por el París de los años 20 ilustrado por María Herreros en el que ha trabajado durante un año, en un acto en el que ha bromeado sobre su dimisión al frente del ministerio de Cultura y Deporte.,"Este libro empezó hace ya más de un año. Es que he leído por la prensa, 'Màxim Huerta se refugia en París y escribe un libro'. Chico, en tres meses, no. En tres meses, no, no me da. En tres meses puedo r

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:32

Màxim Huerta ha presentado hoy en Madrid "París será toujours París", un paseo por el París de los años 20 ilustrado por María Herreros en el que ha trabajado durante un año, en un acto en el que ha bromeado sobre su dimisión al frente del ministerio de Cultura y Deporte.

"Este libro empezó hace ya más de un año. Es que he leído por la prensa, 'Màxim Huerta se refugia en París y escribe un libro'. Chico, en tres meses, no. En tres meses, no, no me da. En tres meses puedo romper pareja pero no puedo hacer un libro", ha bromeado Huerta (Utiel, Valencia, 1971).

El periodista, escritor y exministro ha presentado esta tarde en FNAC Callao "París será toujours París", un libro editado por Lunwerg con ilustraciones de María Herreros (Valencia, 1983) en el que rinde homenaje a la Ciudad de la Luz en sus años más luminosos.

Huerta ha comentado que desde que era niño le "encantaban" los libros ilustrados y que siempre había querido embarcarse en un proyecto de estas características.

"Quería meterme en esos libros. Creo que los libros ilustrados son el primer alimento para la ilustración, la imaginación, para crear historias, para creer que eres otro (...) Yo quería tener un libro así. Han pasado 47 años, soy lento para algunas cosas, para otras cosas habéis visto que soy muchísimo más rápido", ha bromeado Huerta.

La famosa librería Shakespeare and Company y los miembros de la generación perdida, el desafío de las "garçonnes", las bandas de jazz que convirtieron Montmartre en el nuevo Harlem, las manifestaciones surrealistas, la deslenguada Kiki de Montparnasse, el bullicio de las terrazas y cafés

La Ciudad de la Luz fue durante los años 20 cuna de la vanguardia, epicentro del arte y lugar de encuentro de los más variopintos creadores y, ahora, Màxim Huerta y María Herreros proponen un paseo por ese foco de la cultura y la diversión.

Un París sin prejuicios, no como la sociedad actual, ha remarcado Huerta: "Ahora estamos en una época con tantos prejuicios. Un ochenta por ciento me los he comido yo, el otro veinte por ciento es para vosotros. Cien años después, nos parecemos tan poco a ellos", se ha lamentado.

"Es un tiempo de creatividad, de ruptura. Un tiempo entre dos momentos duros, entre guerras, en el que de pronto surge todo, y hay creatividad, y todo el mundo quiere hacer algo. Pintarse, cortarse el pelo, follar más, beber más, pintar de otra manera, hacer fotografías, cambiar el cine, hacer revistas. Hacer de todo", ha desgranado.

"Este libro es una máquina del tiempo. Nunca había disfrutado tanto escribiendo una novela. Escribiendo una novela normalmente se sufre, pero este trabajo era gratificante porque era libre", ha añadido Huerta.

Herreros, por su parte, ha asegurado que se sienten "muy orgullosos" de este trabajo conjunto, un libro hecho con "muchísimo mimo y cariño".

"Nos ha quedado un París muy de mujeres porque ellas eran infinitamente más interesantes en esa época", ha comentado Herreros, al tiempo que ha añadido que el libro tomó esos derroteros "sin pretenderlo" y no por "esta ola tan bienvenida que hay de reivindicar a las mujeres".

Lo más