MÚSICA FLAMENCO (Entrevista)

Manzanita: es un honor que la esencia de mi padre se mantenga en mi música

José Ortega "Manzanita", hijo del que fue una de las figuras relevantes del flamenco español, ha reconocido hoy que es un "auténtico honor" que la "esencia" de su padre se mantenga en su música aunque reconoce que "no le llego ni a la suela de los zapatos".,En una entrevista con EFE, el malagueño José Ortega "Manzanita" ha entendido que su estilo va "mucho por la línea de mi padre pero con sonidos modernos, para mí ser hijo de un hombre tan grande es un orgullo,

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:41

Rafael Peña

José Ortega "Manzanita", hijo del que fue una de las figuras relevantes del flamenco español, ha reconocido hoy que es un "auténtico honor" que la "esencia" de su padre se mantenga en su música aunque reconoce que "no le llego ni a la suela de los zapatos".

En una entrevista con EFE, el malagueño José Ortega "Manzanita" ha entendido que su estilo va "mucho por la línea de mi padre pero con sonidos modernos, para mí ser hijo de un hombre tan grande es un orgullo, mucha gente me compara con él pero en verdad mi padre fue el genio".

Las comparaciones en sus actuaciones no se pueden evitar. "Es un reconocimiento muy grande y bonito que te comparen con un genio y si encima ese genio es tu padre mejor todavía. Ojalá que su sombra siga siendo tan grande".

Por este motivo, canciones como "Verde que te quiero verde", "Un ramito de violetas" o "La quiero a morir" no faltan en su repertorio en cada concierto. "Tuve el padre perfecto, un hombre muy sensible, con mucha personalidad y un hombre muy especial, he sido un enamorado de él toda la vida porque hay muchos artistas pero mi padre fue una estrella".

"Manzanita", apodo que heredó de José Ortega Heredia fallecido en 2004, ha dicho que es "agradable" que el público le transmita esa amor hacia su padre. "Yo musicalmente soy malo -sonríe- pero tengo la suerte de contar con un repertorio muy bueno, en su mayoría de mi padre y ahí juego con ventaja porque el repertorio es exquisito y, además, tengo la suerte de rodearme de muy buenos músicos".

En su opinión, el flamenco está en un "buen momento" tanto a nivel nacional como internacional. "La gente se está dando cuenta de lo que ha sido y lo que es el flamenco que no es un estilo sino una forma de vida. Hay mucha gente buena y yo soy un mediocre que intenta hacer las cosas lo mejor que puede".

Su padre fue compañero de artistas como Enrique Morente, Camarón, José Mercé o Chiquetete. "Cuando uno lo hace de corazón y de verdad eso se tiene que percibir o gustar, te puede gustar o no pero debes reconocer que está bien hecho como sucede con el flamenco", ha reflexionado.

"Sombras y sueños" (2016), su primer disco con producción artística de Manuel Ruíz "Queco", le ha reportado mucha satisfacción. "Ha tenido mejor aceptación de la esperada, siempre tenía el nerviosismo encima porque he compuesto todos los temas y, al final, ha gustado", ha comentado a Efe.

Ha reconocido que componer es algo que le apasiona desde que empezó "muy precoz" con doce años. "Tengo muchísimos temas pero la mayoría no me gustan porque cuando haces algo siempre piensas que podía ser mejor, es decir, siempre buscas las pegas".

Ya está pensando en su segundo disco. "Tengo la suerte de estar trabajando mucho y no paro, aunque me gustaría en enero empezar a componer para un nuevo repertorio. El segundo trabajo me gustaría hacerlo un poco más flamenco y más movido".

Esta noche ofrece su primer concierto en Ceuta. "Es un verdadero placer porque tenía muchas ganas de venir aquí y ha sido una grata sorpresa la acogida que me han brindado".

Lo más