Más directos

LUIS CALLEJO

Luis Callejo, un "mandón" que "viaja a los infiernos" en la película "Jefe"

Luis Callejo se convierte en el superior al que muchos darían una colleja en "Jefe", una comedia que trata temas "duros" y en la que interpreta a un "tío muy mandón" que pierde el norte: "Cuanto más poder tienes, más posibilidades de que se te vaya la pinza", explica el actor a Efe.,"Jefe", que llegará a los cines el próximo viernes.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:28

Pepi Cardenete

 Luis Callejo se convierte en el superior al que muchos darían una colleja en "Jefe", una comedia que trata temas "duros" y en la que interpreta a un "tío muy mandón" que pierde el norte: "Cuanto más poder tienes, más posibilidades de que se te vaya la pinza", explica el actor a Efe.

"Jefe", que llegará a los cines el próximo viernes, narra la historia de César, un superior al que todos odian, algunos adulan y nadie dice la verdad; pero también un empresario de éxito al borde del precipicio que ve cómo de la noche a la mañana se desploman sus acciones, sus socios le traicionan y su mujer le echa de casa.

"César, como su nombre indica, como el emperador romano, es un tío con muchas dotes de mando. Es un hombre hecho a sí mismo, tiene una empresa que ha crecido mucho, que fundó con un amigo y les ha ido muy bien. Pero él, no sé si por ese poder o qué, ha perdido un poco el norte", comenta Callejo (Segovia, 1970), ganador de un Goya por "Tarde para la ira" (2016).

Atrincherado durante una semana en su despacho, este jefe venido a menos trabajará día y noche para recuperar su empresa y su vida en una "especie de viaje a los infiernos". Pero no lo hará solo: César encontrará una aliada en Ariana (Juana Acosta), la limpiadora del turno de noche.

"Ella también tiene una serie de dificultades y simplemente hablamos, nos caemos bien y digamos que ella es capaz de ver la ternura, la nobleza que César tiene y le ayuda a sacarlo", añade el actor sobre este personaje "con muchas virtudes" que, entre otras cosas, tendrá que aprender a gestionar el poder.

"Es difícil tener poder y asumirlo, y saber ejercerlo. Creo que cuanto más poder tienes, más posibilidades de que se te vaya la pinza y se te vaya la mano sin querer. Es vivir alejado de la realidad, lo vemos constantemente en política y en grandes empresarios", apostilla Callejo.

"Jefe" es una comedia "para todos los públicos", que aborda temas "muy duros" como la inmigración, el mundo de la empresa y los "tiburones que en ellas puede haber", la traición, la amistad y el amor, o el "viejo sueño de muchos" de "poder darle una colleja a su jefe".

"Es el estereotipo. Te encuentras de todo en la vida, pero un buen jefe tiene que tener exigencia, amabilidad, saber delegar, confiar en la gente con la que trabaja, y precisamente dejar a la gente que asuma responsabilidades. Ahí César se equivoca", afirma.

"Él -añade- tiene unos métodos 'modernos' de motivación, que valdrían para un grupo de gente que estuviera en el mismo nivel laboral, pero él es el jefe. Ahí puedes perder el norte, tienes una responsabilidad y no puedes tratar a tus empleados como si fueran colegas porque están en una posición muy difícil, por debajo, y te tienen que reír la gracia".

Eso, dorar la píldora al líder, también ocurre en el gremio de la interpretación, asegura Callejo: "En las películas, cuanto más protagonista eres, más te ríen las gracias. Y eso hay que saberlo. Que, probablemente, no eres tan gracioso"

El filme supone el reencuentro de Callejo con Sergio Barrejón, guionista de cintas como "El hijo de Caín" y series como "La catedral del mar" o "Servir y proteger", que firma ahora su primer largometraje como director, con guión de Natxo López, y acompañado en el reparto por Carlo D'Ursi, Josean Bengoetxea, Bárbara Santa Cruz, Maica Barroso y Adam Jezierski.

"El gran jefe de todo esto es Sergio Barrejón, con el cual yo tengo una amistad que viene de hace muchísimos años. Hace 'veintipico' años hicimos un montón de cortos juntos, y ha sido un reencuentro bastante especial", ha señalado el actor segoviano. 

Lo más