COPE

MUSEO THYSSEN

"Los sincronistas", primer movimiento abstracto americano, llega al Thyssen

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza ofrece un resumido recorrido por el primer movimiento abstracto americano, el sincronismo, uno de los menos conocidos en Europa, a través de una veintena de obras de la Vilcek Foundation de Nueva York y de la colección permanente de la pinacoteca madrileña.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:20

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza ofrece un resumido recorrido por el primer movimiento abstracto americano, el sincronismo, uno de los menos conocidos en Europa, a través de una veintena de obras de la Vilcek Foundation de Nueva York y de la colección permanente de la pinacoteca madrileña.

Las obras de Vilcek Foundation de Nueva York, que se pueden ver desde hoy y hasta el 1 de noviembre, son estudios en papel, óleos sobre lienzo y carteles pintados a mano, que permiten descubrir la gestación y evolución de este experimento artístico, creado en París por los estadounidenses Morgan Russell y Stanton Mcdonald-Wright.

Ambos autores indagaron en el uso del color para evocar la forma y el espacio, y lo convirtieron en un elemento expresivo y formal independiente. Su actividad más relevante fue entre 1912 y 1916, un periodo en el que se multiplicaron las búsquedas de la sinestesia en la pintura en la capital francesa, señala la pinacoteca madrileña en una nota.

Los cuadros de Russell y Mcdonald-Wright están acompañados por una selección de nueve cuadros de la colección permanente del museo, de artistas como Sonia Delaunay, Theo van Doesburg, Frantisek Kupka y Patrick Henry Bruce, que completa una visión del panorama europeo en el que surge este movimiento.

Russell y Macdonald-Wright se conocieron en París en 1911 y partiendo de distintas teorías del color, idearon un sistema simplificado que les permitía crear escalas y armonías de color, como si fueran acordes musicales, que iban del amarillo al violeta, de la luz a la sombra.

Los carteles promocionales de sus exposiciones, pintados por ellos mismos, combinaban tipografía impresa con dibujos y guaches y desaparecieron rápidamente de los muros y los quioscos en los que se colgaron, ya que los transeúntes se los llevaban de recuerdo.

Sólo se conservan tres, dos de ellos de la colección de la Vilcek Foundation, incluidos en esta muestra, comisariada por Emily Schuchardt Navratil, conservadora de la Vilcek Foundation.

En marzo de 1914 expusieron en Nueva York y en 1916 lo hicieron, junto a otros artistas en la Exposición Foro de Pintores Americanos Modernos. Ambos retornaron a la pintura figurativa en la década de 1920, volviendo la vista atrás a sus investigaciones en contadas ocasiones.EFE

csr/jdm

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar