LOS SECRETOS (Previsión)

Los Secretos se suben al cuadrilátero para celebrar 40 años de música

Pepi Cardenete

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 00:33

Pepi Cardenete

Los Secretos se han subido esta noche al "cuadrilátero" para celebrar en Madrid 40 años de música, en un recital que ha comenzado con "Solo ha sido un sueño", aunque ha sido mucho más: una cita por la que han pasado colegas del gremio para oficiar este cumpleaños, con el recuerdo de Enrique Urquijo.

Álvaro Urquijo, Jesús Redondo, Ramón Arroyo, Juanjo Ramos y Santi Fernández han abarrotado esta noche el WiZink Center de nostálgicos, en el paso por Madrid de la gira "Una vida a tu lado", que, con tan solo seis fechas, ya ha recalado en Murcia, Bilbao y A Coruña.

Aunque para esta ocasión, y a pesar de las cuatro décadas de celebración en la mochila de la banda, Los Secretos se han estrenado con un escenario plantado en mitad del conocido popularmente como Palacio de los Deportes.

"Es la primera vez que tocamos en un escenario de estas características", decía Urquijo al poco de entrar en escena, y pedía disculpas si cometían "alguna torpeza" en este recital hecho "a medida" del público.

El vocalista señalaba que el repertorio de clásicos como "Déjame" o "A tu lado" lo habían elaborado a partir de las búsquedas de sus seguidores en internet, arrancando un aplauso de los feligreses.

Pasadas las 21:30 horas, Los Secretos saltaban al recinto madrileño, y lo hacían rodeados literalmente de sus seguidores: con un cuadrilátero como escenario -prolongado con una península rectangular-, el grupo tenía que subir a las tablas a través de un pasillo en mitad de la pista.

Han estado, más que rodeados, "abrazados", por sus fieles fans, la inmensa mayoría de los ahí reunidos de la misma quinta que esta banda icónica de los gloriosos años 80, que empezaba el show con "Solo ha sido un sueño", "Volver a ser un niño", "Que solos estás" y "Dos caras distintas".

"Muchísimas gracias por venir. Estamos encantados de cumplir años con vosotros", agradecía entonces Urquijo, siempre pululando por el escenario -en cada lateral había micrófonos para hacer un show en 360 grados-, mientras sus cuatro compañeros, más estáticos, ocupaban cada uno una esquina del cuadrilátero y se trasladaban puntualmente.

Avisado ya el público de las posibles "torpezas" de la agrupación, esta ha continuado con "No sé si se acuerda", "Y no amanece", "Cada vez que tú me miras", "No me imagino" y "Buena chica", esta con el saxofonista Lou Marini acompañando a los cumpleañeros.

Aunque no ha sido el único amigo de Los Secretos que ha pasado por el WiZink. A continuación, Jorge Blas ha puesto el toque de magia a la noche -no sería la única vez a lo largo de la velada- con un truco encima del piano, donde ha hecho aparecer con cartas a Enrique Urquijo y el lema "Siempre Urquijo".

"Esta canción, y las siguientes, y todas, van por ti, Enrique", apostillaba el hermano del cantante, compositor y guitarrista fallecido en 1999. "Aunque tú no lo sepas", "Hoy la vi", "Trenes perdidos" y "Ojos de gata" han seguido a ese alegato.

Después, les ha acompañado en el ring Ron Sexmith con "Ponte en la fila" y "¿Eres tú?", y Jackson Browne ha hecho lo propio con "Algo prestado" y "Como un corazón", señalando el clímax de la noche.

Porque después, ha llegado lo verdaderamente fuerte: "Bulevar" ha levantado al WiZink, que ha recordado a capela que las "amarguras no son amargas cuando las canta Chavela Vargas y las escribe un tal José Alfredo".

Urquijo y compañía han seguido el cumpleaños, en sintonía con el público, con "Te he echado de menos" y "Gracias por elegirme", tema en el que han empezado a escasear los asistentes aún en sus sillas en las gradas del antiguo Palacio.

"Ojos de perdida" y "Sobre vidrio" han seguido enloqueciendo al público y, como no podía ser de otra manera, el recital ha continuado con "Déjame", ese himno de 1980 que tan bien ha defendido Madrid esta noche.

Los Secretos han sorprendido, cuando parecía que iba a terminar el show, metiéndose en un cubo de lonas blancas que ha ascendido por los aires y del que han brotado llamaradas de fuego. Sin el grupo dentro, eso sí.

Otro truco de Jorge Blas para despedir a la banda madrileña, que ha puesto la guinda al espectáculo con "Pero a tu lado", "María", "La calle del olvido" y "Otra tarde".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Aunque para el auténtico adiós se han subido todos los invitados al escenario y han culminado esta noche "mágica" cantando, todos a una, entre el castellano y el inglés, "Stay", de Jackson Browne.

Los Secretos seguirán celebrando sus 40 años encima de los escenarios, desde aquella época en la que todavía se hacían llamar Tos, con otros dos espectáculos: el 13 de julio celebrarán su cumpleaños en Granada, y el día 14 el tour culminará en Valencia.

Lo más