LOW FESTIVAL

Los Planetas, Biffy Clyro y The Chemical Brothers llevan al Low mejor entrada

La segunda jornada del Low festival de Benidorm, sin duda la más esperada por los "lowers" a tenor de la venta de localidades, ha permitido a la organización superar las 25.000 personas en el recinto. La presencia de bandas como Los Planetas, Biffy Clyro y The Chemical Brothers era un reclamo más que suficiente.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 03:20

La segunda jornada del Low festival de Benidorm, sin duda la más esperada por los "lowers" a tenor de la venta de localidades, ha permitido a la organización superar las 25.000 personas en el recinto. La presencia de bandas como Los Planetas, Biffy Clyro y The Chemical Brothers era un reclamo más que suficiente.

La tarde ha comenzado con el fenomenal directo de los estadounidenses Vintage Trouble, una de las gratas sorpresas del Festival, cuya mezcla de rock y soul y sonidos de los años 50 y 60 del pasado siglo ha cautivado a los presentes.

En el mismo escenario de VibraMahou, apenas unos minutos antes de las diez de la noche, Los Planetas llegaban a Benidorm dos años después de un concierto, también en el Low, que aún permanece en la retina de muchos.

En esta ocasión los granadinos regresaban para rememorar algunos de sus viejos temas, pero sobre todo para presentar su último trabajo "Zona temporalmente autónoma", un disco en el que destacan piezas como "Espíritu Olímpico" o una "Islamabad". Sin embargo, han tardado casi tres cuartos de hora en animar a la gente a moverse a pie de césped.

Mientras, en el escenario Matusalem la chilena Javiera Mena concitaba desde las once a varios miles de aficionados a ese pop independiente con toque personal que la hace inconfundible.

Y antes de la medianoche el escenario principal volvía a llenarse para el concierto de los escoceses Biffy Clyro, uno de los cabezas de cartel más esperados de este Low Festival.

La banda, con muchos éxitos a sus espaldas pero algo alejada ahora de su época dorada allá por los años 2007 a 2010, sigue siendo uno de los mayores exponentes del rock independiente. Trayectoria confirmada en su último disco "Ellipsis", que se coló en los primeros lugares de muchas listas europeas.

En su repertorio de Benidorm no podían faltar temas como "Mountains" o el aclamado "That golden rule" y su memorable final. La banda liderada por Simon Neil, por supuesto no ha fallado con un final de concierto que no ha dejado a nadie sentado.

La guinda del pastel sabatino la ha puesto la electrónica de The Chemical Brothers, uno de los dúos más influyentes del género en los últimos 30 años. Música bailable, potente y ritmos muy acordes con el horario de inicio del concierto, bien entrada la madrugada y muchos miles de fans con ganas de moverse al son de temas como "Hey boy, Hey girl" o "Do it again". Sin duda, uno de los momentos de más euforia colectiva del evento benidormense, dentro de una ciudad deportiva en la que a esas horas no cabía ni un alma.

Lo más