LAURA FREIXAS (Entrevista)

Laura Freixas:Lo que sabemos de las mujeres es lo que nos han dicho de ellas

Sandra Ramírez Cherbuy.,Sevilla, 7 may (EFE).- La escritora Laura Freixas (Barcelona, 1958), autora de "Todos llevan máscara (1995-1996)", ha abogado por hacer visible el punto de vista de las mujeres a través de la cultura y ha dicho a Efe que "de las mujeres sabemos poco, y lo poco que sabemos es lo que nos han dicho de ellas".,Su última obra "Todos llevan máscara (Diario 1995-1996)", su segundo diario después de "Una vida subterránea (Diario 1991-1994)", muestra a Laura ya en la madurez y sus

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:29

Sandra Ramírez Cherbuy.

La escritora Laura Freixas (Barcelona, 1958), autora de "Todos llevan máscara (1995-1996)", ha abogado por hacer visible el punto de vista de las mujeres a través de la cultura y ha dicho a Efe que "de las mujeres sabemos poco, y lo poco que sabemos es lo que nos han dicho de ellas".

Su última obra "Todos llevan máscara (Diario 1995-1996)", su segundo diario después de "Una vida subterránea (Diario 1991-1994)", muestra a Laura ya en la madurez y sus intentos por "abrirse paso" en el mundo editorial.

Para Freixas, las mujeres son vistas entre sus compañeros escritores con "desconfianza", incluso a la hora de hacer crítica literaria. "Que las mujeres seamos críticas es algo a lo que la sociedad está poco acostumbrada y provoca reacción", explica en una entrevista con Efe.

La segunda parte de sus diarios abarca el año en el que la autora busca un editor para su primera novela, una experiencia que fue "muy estimulante" y a la vez "difícil", ya que no es lo mismo "abrirse paso individualmente como autónoma que cuando trabajas con una empresa".

Para ello ha utilizado el diario, un género "escaso en la literatura española" y que la autora conoce bien gracias a su acercamiento a la literatura francesa e inglesa.

"Del mismo modo que me han servido los pocos diarios de escritoras que hay, como el de Virginia Woolf y Sylvia Plath, quería publicar el de una escritora en sus comienzos, porque hay muy pocos modelos", añade Freixas.

Su título alude a la época en la que se adentraba en el mundo literario, un universo "narcisista" en el que no hay "unos criterios objetivos más allá de las ventas, aunque eso no es respetable porque no está en relación directa con la calidad".

Admite que en sus inicios pensaba que el mundo cultural era un "terreno de igualdad donde importaba la calidad", pero poco a poco se dio cuenta de que las escritoras "estaban excluidas de muchos sitios".

En el universo literario "tener una máscara convincente es muy importante" por eso también la publicación de este diario es una manera de desenmascararse y mostrarse tal y como es.

La escritora ha recuperado sus diarios escritos "con una corrección mínima", tan solo quitando comas o "buscando sinónimos cuando repetía alguna palabra", aunque reconoce que le da cierto "pudor" y le gusta pensar que esos textos son de hace más de 20 años y sus circunstancias han cambiado.

Freixas también es cofundadora de la Asociación Clásicas y Modernas, una entidad con la que dan visibilidad al trabajo de las mujeres en todos los ámbitos de la cultura.

Desde esta asociación crearon la iniciativa El Día de las Escritoras, una lectura en público de textos escritos por mujeres con la que quieren "contrarrestar una cultura en la que la voz la tienen los hombres", explica.

Lo más