ARTE VANGUARDIAS (Previsión)

Las obras y el espíritu de la Bienal Roja de Venecia de 1976 llegan al IVAM

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) reproduce en la exposición "Vanguardia artística y realidad social: España 1936-1976" las obras y el espíritu de la Bienal Roja de Venecia de 1976, donde artistas españoles intentaron mostrar los "40 años de oscuridad vividos durante la dictadura franquista".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:42

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) reproduce en la exposición "Vanguardia artística y realidad social: España 1936-1976" las obras y el espíritu de la Bienal Roja de Venecia de 1976, donde artistas españoles intentaron mostrar los "40 años de oscuridad vividos durante la dictadura franquista".

La muestra, abierta hasta el 14 de enero, reúne 33 obras de la colección del museo de artistas que estuvieron presentes en aquella Bienal como Pablo Picasso, Joan Miró, Julio González, Josep Renau, Eusebio Sempere, Antoni Tàpies, Antonio Saura, Equipo Crónica, Monjalés, Jordi Teixidor, Eduardo Arrollo y Alberto Corazón, así como textos y documentación de la época.

El recorrido de la exposición en el IVAM mantiene el orden que se dio en la muestra del 76, y pueden verse obras como "El día en que aprendí a escribir con tinta" (1972), de Equipo Crónica; "Crucifixión" (1959), de Antonio Saura; y "Sueño y mentira de Franco" (1937), de Pablo Picasso.

También la imagen de un grabado diseñado por Joan Miró que representa un sello y fue pensado para recaudar fondos para la República en su lucha contra el golpe de Estado militar o "Feliz Año" (1943), de Josep Renau.

Durante la presentación, el director del IVAM, José Miguel García Cortés, y el comisario de la exposición, Sergio Rubira, han coincidido en subrayar que la participación de artistas valencianos en la Bienal de Venecia fue "absolutamente esencial".

Rubira ha explicado que el objetivo de la exposición que se hizo en la Bienal de Venecia fue "corregir la imagen que el régimen había dado del arte español durante los años de la dictadura. La idea era contextualizar o evidenciar las condiciones en las que se había producido ese arte, y era algo que el régimen evitaba".

En la Bienal de Venecia de 1976, a la que se llamó Bienal Roja, el pabellón español permaneció cerrado porque no se invitó de forma oficial al país, que en 1975, cuando se inició el procedimiento, aún estaba bajo el régimen franquista.

No obstante, se invitó a una serie de artistas y críticos muy comprometidos políticamente, una comisión independiente de declarados antifranquistas denominada "de los diez", para que organizaran una exposición sobre el arte español producido durante los 40 años de dictadura.

La comisión, de la que formaban parte los críticos de arte Tomás Llorens y Valeriano Bozal, junto a artistas como el Equipo Crónica, Antonio Tàpies o Antonio Saura, organizó la exposición "España. Vanguardia Artística y Realidad Social, 1936-1976" en el edificio central de los Giardini di Castello.

El papel desempeñado en la Bienal por estos críticos de arte y artistas ha permitido que en la colección del IVAM se conserven cerca de 40 obras de las que se pudieron incluir en esa cita veneciana.

Según sus organizadores, la intención de la Bienal de Venecia de 1976 era "corregir la imagen de falsa idea de modernidad que el régimen franquista había dado del arte español de vanguardia en el contexto internacional y evidenciar cómo ese vanguardismo había sido moldeado por el proceso de una lucha ideológica".

Lo que une a los artistas participantes en la exposición es "enfrentarse a una realidad utilizando distintos recursos o estrategias", y por ello en la muestra puede verse desde un tipo de abstracción geométrica de carácter racionalista como la de Andreu Alfaro a un tipo de producción realista.

"La exposición ayuda a conocer lo que ha sido la Historia del Arte en España, no desde un punto de vista melancólico sino pensando en que el pasado nos ayuda a reconstruir el futuro", ha asegurado García Cortés tras recordar que la institución celebrará en 2019 su trigésimo aniversario. "Y queremos hablar de los 30 años que vienen", ha añadido.

Según el director del IVAM, "muchas generaciones no son conscientes de que en esa Bienal estuvieron presentes nuestros artistas" y se preocuparon de reflejar cómo el arte "también tiene que ver con el mundo que nos rodea y que la realidad social, cultural y política afecta de alguna forma a cualquier tipo de obra artística".

Lo más