Boletín

CINE ESPAÑOL

Isabel Peña, guionista de El reino y premio Goya: Todavía no lo he asimilado

La guionista Isabel Peña, ganadora del Goya a mejor guion original por la película "El reino", ha asegurado este martes en la Muestra de Cine Español de Tudela que todavía no ha asimilado la repercusión que ha tenido desde su estreno esta película sobre la corrupción política.,La zaragozana, que siempre ha coescrito los guiones de las películas del director Rodrigo Sorogoyen, ha remarcado que delante del folio en blanco nunca se piensa en el éxito que pueda ll

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 20:14

La guionista Isabel Peña, ganadora del Goya a mejor guion original por la película "El reino", ha asegurado este martes en la Muestra de Cine Español de Tudela que todavía no ha asimilado la repercusión que ha tenido desde su estreno esta película sobre la corrupción política.

La zaragozana, que siempre ha coescrito los guiones de las películas del director Rodrigo Sorogoyen, ha remarcado que delante del folio en blanco nunca se piensa en el éxito que pueda llegar a tener esa historia en la gran pantalla, porque te puedes llevar una buena bofetada.

Un proceso de escritura que en el caso de "El reino" fue un reto para Sorogoyen y Peña, ya que, como ha asegurado la guionista, se trataba del primer guion que les encargaban a ambos.

Teníamos poco tiempo para entregar la primera versión y pasamos unos meses de pánico absoluto. Fue duro al principio, pero, en cuanto tuvimos claro qué queríamos contar y quiénes eran nuestros personajes, fue más sencillo avanzar, ha confesado.

Asimismo, ha señalado que las claves para escribir una historia sobre un tema tan presente en la realidad diaria de los ciudadanos como la corrupción política, el mejor antídoto para el reparo o el respeto que pudiera infundir una historia como la que narra "El reino" fue el rigor y el no entrar en juicios de valor.

Hemos llevado a cabo un intenso proceso de documentación y consultamos muchas fuentes. Al principio paríamos mucho material pero luego lo destruíamos, aunque nos sirvió para generar un buen caldo de cultivo, ha expresado.