DOCUMENTA MADRID (Crónica)

El impeachment contra Dilma Rousseff llega a DocumentaMadrid con "El proceso"

José Carlos Rodríguez

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 10:15

José Carlos Rodríguez

La realizadora Maria Augusta Ramos narra el procedimiento de destitución de la expresidenta brasileña Dilma Rousseff en "El proceso", un thriller político centrado en un hecho histórico que cambió radicalmente el rumbo del gigante latinoamericano y que se puede ver en el Festival DocumentaMadrid.

"Yo me sentía muy angustiada con todo lo que estaba ocurriendo en Brasil y quería entender todas las acusaciones contra la presidenta, entender mejor todo lo que estaba pasando y cuál era la base de ese proceso", explica en una entrevista a Efe Maria Augusta Ramos (1964, Brasilia), que decidió realizar el documental en el momento en el que Rousseff fue denunciada por crimen de responsabilidad.

A inicios de 2016, Ramos pidió permiso al Senado y a diversos partidos políticos para grabar varias de las reuniones que se produjeron antes, durante y después de un proceso de impeachment que duró varios meses y que concluyó con la salida de la entonces presidenta y líder del Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, que fue sustituida por el actual presidente Michel Temer.

"Yo hago películas sobre temas que me inspiran o me estimulan y sentía que lo que estaba ocurriendo en mi país tenía una importancia histórica", afirma Ramos, que asegura que consiguió el acceso a determinados espacios "en medio de todo ese revuelo político" debido a la "confianza que muchos operadores de la ley tenían en ella" debido a sus anteriores trabajos.

Ramos no es ajena a los procedimientos judiciales en Brasil pues "El proceso" completa una trilogía que comenzó con "Justicia" (2004), que retrata la rutina de las cortes brasileñas, y siguió con "Juízo" (2008), que sigue la trayectoria de un grupo de menores de edad enfrentados a la ley.

"Muchos de los jueces, profesores de derecho y demás operadores jurídicos conocían y respetaban mi trabajo", explica Ramos y asegura que "cuando propuso a los senadores del grupo en contra del impeachment realizar la película" se mostraron "muy generosos" y "no le pusieron dificultades".

Ramos llegó a filmar hasta 12 horas seguidas las salas de los tribunales, que en el documental se convierten en el escenario de la tensión política, alternada por los descansos en los pasillos, las reuniones privadas del PT y la enorme cobertura mediática, mientras que en los exteriores de la Plaza de los Tres Poderes en Brasilia miles de manifestantes coreaban a favor o en contra de Rousseff.

"Los grandes medios divulgaron únicamente la narrativa a favor del impeachment", explica la directora, que asegura que se produjo "una laguna informativa" en la que "una mentira se repetía mil veces hasta que se convertía en verdad".

Para Ramos, es "muy importante" dar a conocer los detalles de un proceso que "ni los brasileños ni el resto del mundo" conocen bien y que sucedió debido a "varios elementos" que ella trata de sintetizar en su documental y que terminaron por apartar a Rousseff de la presidencia.

La realizadora opina que la política es todavía "un ambiente masculino" y que a pesar de el proceso no fue motivado "por ser mujer", sí que hubo "un elemento de misoginia durante el impeachment".

"Los grandes medios de comunicación también contribuyeron a difuminar la información y fomentaron la polarización de la población y la demonización de la izquierda", opina Ramos, que asegura que fue un año "muy convulso" por lo que la gente "necesita cierto distanciamiento para entender todo mejor porque en el calor del momento es difícil razonar y reflexionar".

En relación al reciente encarcelamiento del expresidente brasileño Lula da Silva, antecesor de Rousseff, la directora opina que "da para hacer otro documental", ya que considera su situación una "injusticia", porque está siendo juzgado "sin pruebas".

Sin embargo, Ramos asegura estar "cansada" y prefiere centrarse en llevar a las salas de Brasil "El proceso", porque "el cine permite la posibilidad de ver un relato condensado y completo con el tiempo suficiente para reflexionar", comenta la directora, que en España nos da la oportunidad de hacerlo en el Festival DocumentaMadrid.

Lo más