CULTURA MÚSICA (Crónica)

El fenómeno Rosalía "arrasa" Córdoba

Todavía no se ha subido al escenario de la Plaza de Toros de Córdoba y el fenómeno de Rosalía ya ha arrasado la capital cordobesa, tanto por la enorme expectación generada como por el elevado desembolso que supone el concierto, que condicionará el presupuesto cultural del Ayuntamiento para lo que queda de año.,El concierto gratuito de la artista que tendrá lugar en la madrugada del próximo sábado, en el marco de una nueva edición de la Noche Blanca del Flamenc

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:34

Luis Ortega

Todavía no se ha subido al escenario de la Plaza de Toros de Córdoba y el fenómeno de Rosalía ya ha arrasado la capital cordobesa, tanto por la enorme expectación generada como por el elevado desembolso que supone el concierto, que condicionará el presupuesto cultural del Ayuntamiento para lo que queda de año.

El concierto gratuito de la artista que tendrá lugar en la madrugada del próximo sábado, en el marco de una nueva edición de la Noche Blanca del Flamenco, agotó en pocas horas las cerca de 10.000 invitaciones repartidas por el Ayuntamiento de Córdoba, que instalará una pantalla de grandes dimensiones en el Teatro de la Axerquía para seguir el espectáculo.

El ayuntamiento, gobernado por la socialista Isabel Ambrosio, que a pocas horas de la configuración de las corporaciones locales no sabe si continuará en el cargo, contrató a la artista en octubre del pasado año, cuando el fenómeno de Rosalía comenzaba a despegar pero sin llegar a lo que actualmente arrastra la artista catalana, con millones de seguidores en todo el mundo.

La presencia de Rosalía en Córdoba fue incluso promocionada por el Ayuntamiento en la Feria del Turismo de Fitur con el objetivo de poner a la ciudad en el foco central del panorama musical al ofrecer un espectáculo gratuito para todos sus seguidores.

Sin embargo, con el paso de los meses, de ser una enorme oportunidad de promoción para la ciudad, el concierto de Rosalía se fue convirtiendo en un asunto de difícil gestión para el equipo de gobierno municipal.

Por un lado, se tuvieron que renegociar las condiciones de la artista debido a su impacto mediático, tras obtener dos premios Grammy latinos, que obligaba a buscar un escenario acorde con el espectáculo que Rosalía ofrece en cada una de sus actuaciones.

Las necesidades de seguridad unidas a las pretensiones de la artista, que sin embargo no pudo mejorar sus condiciones económicas al tener ya cerrado el contrato, conllevó una reconfiguración del concierto y una modificación presupuestaria del evento cultural en su conjunto.

No fue hasta después de las elecciones locales del pasado mayo cuando el Ayuntamiento confirmó el coste del concierto de Rosalía, que se elevó a los 217.000 euros y que suponía más del 60 por ciento de la cuantía prevista para toda la programación de la Noche Blanca cordobesa.

Fuentes municipales han reconocido a Efe que, incluso, este desembolso que no estaba previsto ha condicionado el presupuesto municipal destinado a Cultura para lo que queda de año y pone en riesgo diversas actividades englobadas en su programa de otoño.

El otro aspecto importante era gestionar las entradas para poder asistir al concierto, que al ser de carácter gratuito como seña de identidad de la Noche Blanca, obligó a buscar un método que evitara la "reventa" de las invitaciones.

El pasado lunes, medio año después de presentar el concierto de la artista, el Ayuntamiento confirmó que el reparto de las invitaciones se haría a través de internet (1.500 entradas) y también se podrían adquirir en la taquilla de la plaza de toros (7.500).

Las invitaciones, todas ellas nominales para evitar el "negocio", se agotaron en 20 minutos a través de la plataforma digital habilitada y en pocas horas en taquilla, mientras que las quejas por la gestión del evento crecían por momentos.

Llegaron entonces las reclamaciones de seguidores por la gestión de las invitaciones, y de los hosteleros, que han vislumbrado un "nulo impacto" en las reservas para el fin de semana.

Finalmente, ante la expectación surgida, hoy mismo se han repartido otras 4.000 invitaciones para seguir el concierto en el Teatro de la Axerquía, que supondrá un coste adicional de 8.500 euros.

Lo más