JUANTXU RODRÍGUEZ

La familia del fotógrafo Juantxu Rodríguez entrega su archivo a la UIMP

La familia del fotógrafo Juantxu Rodríguez ha entregado a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el archivo completo que realizó para la institución cántabra, con cerca de 3.000 contactos, negativos y copias, que incluye material inédito de su viaje a Estados Unidos en 1988.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:59

La familia del fotógrafo Juantxu Rodríguez ha entregado a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el archivo completo que realizó para la institución cántabra, con cerca de 3.000 contactos, negativos y copias, que incluye material inédito de su viaje a Estados Unidos en 1988.

Esa colección incluye fotografías en las que retrató, durante un año, la vida de investigadores, cineastas, deportistas y otros españoles en suelo norteamericano, que desde ahora se conservan en el archivo digital general de la UIMP.

En una rueda de prensa celebrada en el Palacio de la Magdalena, su hermano Javier Rodríguez ha avanzado que el deseo de la familia es que esas fotografías inéditas se expongan el año que viene con motivo del treinta aniversario del asesinato de Juantxu, lo que el rector de la Universidad, Emilio Lora-Tamayo, ha confirmado que está "en mente".

Juantxu Rodríguez falleció en 1989, con tan sólo 32 años, por un disparo de un marine cuando se había desplazado a Panamá junto a Maruja Torres para hacer un reportaje sobre los Jesuitas, siguiendo los pasos de la Compañía tras el asesinato de seis de ellos en El Salvador.

El archivo entregado hoy reúne cerca de 3.000 negativos, contactos y copias en blanco y negro que incluyen materia inédito de su viaje a Estados Unidos, que el propio Juantxu Rodríguez reveló, contactó y, en definitiva, documentó durante su estancia en ese país.

Javier Rodríguez cree que la idea de su hermano era sacar un libro o preparar una exposición con todo lo retratado al otro lado del charco, que finalmente se "quedó en el aire" por su repentina muerte.

Según Javier, ese material fotográfico descansará ahora en su "sitio natural", la UIMP, con la que la familia pretende llegar a un acuerdo para que el año que viene promueva y organice una exposición que homenajee al fotógrafo en el treinta aniversario de su asesinato.

Lo más