HOTELES KELLYS

Un documental aborda la "explotación" que sufren las "kellys" en los hoteles

La directora Georgina Cisquella estrena mañana en Barcelona y Sevilla la película "Hotel Explotación: Las Kellys", sobre la precariedad laboral de las camareras de hotel, "mujeres mal pagadas, mayormente inmigrantes, medicadas debido a su trabajo y expuestas al despido", según la periodista y guionista.,La película-documental ha seguido a las "kellys" durante casi dos años para retratar los problemas y la lucha de las mujeres que limpian los hoteles, cuyas condiciones d

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:07

La directora Georgina Cisquella estrena mañana en Barcelona y Sevilla la película "Hotel Explotación: Las Kellys", sobre la precariedad laboral de las camareras de hotel, "mujeres mal pagadas, mayormente inmigrantes, medicadas debido a su trabajo y expuestas al despido", según la periodista y guionista.

La película-documental ha seguido a las "kellys" durante casi dos años para retratar los problemas y la lucha de las mujeres que limpian los hoteles, cuyas condiciones de trabajo han empeorado "hasta llegar a cobrar euro y medio por habitación limpiada", ha informado Cisquella.

La directora ha declarado sentirse sorprendida por la "capacidad de lucha y obstinación por salir del olvido" que han demostrado las protagonistas de su documental, y ha animado a los usuarios de hoteles a pensar en las camareras de piso cuando se alojen en ellos.

Las "kellys" señalan como problema principal al que se enfrentan la externalización de su trabajo a empresas ajenas al hotel en el que trabajan, una realidad causada, en opinión de la directora, por la crisis del 2008 y la reforma laboral de 2012.

Este cambio ha provocado que en algunos hoteles las camareras de piso pasen de limpiar 15 habitaciones a 20, e incluso 25, en un periodo de entre 6 y 7 horas y con una reducción del salario, el cual, al no pertenecer a la plantilla del hotel en cuestión, no está sujeto a ningún convenio.

Algunas de las secuelas de su trabajo son el estrés, los dolores musculares y otras dolencias como hernias, síndrome del túnel carpiano o bursitis, enfermedades causadas por determinados movimientos repetitivos en brazos y manos propios de su trabajo pero que no son reconocidas como enfermedades profesionales propias.

Esta es solo una de las demandas que estas trabajadoras reclaman incluir en la popularmente llamada "Ley Kelly", que también contempla el reconocimiento de las camareras de piso como trabajadoras propias de los hoteles, el establecimiento de un salario digno y el control de la sobrecarga de trabajo, entre otras demandas.

Lo más