IL DIVO (Entrevista)

Il Divo: "Sabemos lo que queremos y, sobre todo, lo que quiere el público"

Javier Herrero.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:42

Javier Herrero.

Il Divo recala la próxima semana en España con un nuevo espectáculo y un nuevo álbum de estudio, "Timeless", "en un momento fantástico" en el que después de tres lustros de música en común han decidido asumir directamente las riendas de su carrera.

"En un grupo que vende 40 millones de copias siempre hay mucha gente alrededor opinando, pero este año ya éramos unos señores que sabemos lo que queremos y, sobre todo, lo que quiere el público, así que era el momento de tirar en solitario con nuestro propio equipo", explica el barítono español Carlos Marín en una entrevista con Efe.

Se refiere a los pasos dados tras concluir contrato con Sony Music y con el fundador de Il Divo, el afamado Simon Cowell, el mismo de One Direction y el hombre que imaginó que un cuarteto lírico íntegramente masculino tendría posibilidades versionando canciones míticas.

Tras siete discos de estudio bajo su paraguas, el citado Carlos Marín, además de Urs Bühler, Sébastien Izambard y David Miller, retornan asociados a una discográfica nueva, Decca Gold (Universal Music), y asumen por primera vez la producción ejecutiva de uno de sus álbumes, lo que se ha notado en un resultado "supermaduro".

En "Timeless" hacen suyos diez temas de amor presuntamente intemporales, alumbrados desde los años 30 hasta hoy, como "Hello" de Adele (transformado en "Hola"), "Angels" de Robbie Williams, "Love me tender" de Elvis Presley o el "All Of Me" que popularizó John Legend.

"Aunque a menudo incluíamos canciones nuevas en nuestros discos, siempre nos pedían las conocidas, porque cuando versionamos algo, procuramos que tengan el sello de Il Divo, tanto es así que la gente casi reconoce 'Un-break my heart' ('Regresa a mí') más por nosotros que por Toni Braxton", afirma.

Relata que llegaron a recibir incluso la felicitación de Richard Marx por su reinterpretación de "I will be right here waiting for you" y que existe un compromiso para que el músico estadounidense les escriba nuevos temas para su próximo disco.

"Estamos en un momento fantástico, con una gira hasta finales de 2019 y cada vez más público", presume el único miembro español de Il Divo, aún algo desorientado por el "jet lag" de su reciente vuelto desde Australia.

No todo ha sido siempre tan llevadero. Como muchos otros grupos, recuerda que también ellos atravesaron "momentos difíciles a los 5 o 6 años" de carrera.

"Fue cuando decidimos parar durante unos meses, porque estábamos muy cansados. El mismo Simon Cowell nos preguntó si realmente queríamos volver. Pero transcurridos esos años tremebundos de viajar de un lado a otros, al final somos tíos pasados de los 40 con los pies en la tierra y nos llevamos fenomenal, como hermanos", asegura.

Entre los pactos a los que llegaron entonces, figura la posibilidad de actuar en solitario siempre que no interfiera con los tiempos de Il Divo, como ha hecho Marín este verano con una gira por Latinoamérica.

De vuelta a España, el martes 4 de septiembre recalarán todos en el Wizink Center de Madrid, el día 6 en la plaza de toros de Almería, el 7 en el Pabellón Fuente San Luis de Valencia y el 8 en el Teatro Romano de Mérida, dentro del Stone & Music Festival, para ofrecer con bailarines y 20 músicos un espectáculo inspirado en el cine americano en blanco y negro.

"Desde los inicios de Il Divo, España ha sido clave, siempre con un cariño espectacular y a mí, como español, me resulta un orgullo cantar en este idioma por el mundo", afirma Marín.

La gira seguirá después camino a Hungría, Turquía y Japón, donde cuentan con 10 fechas cerradas y el disco ha escalado a lo más alto de las listas de ventas. Igual que 2017, el próximo año volverán a contar además con una minirresidencia en Las Vegas (EE.UU.).

Lo más