CINE LITERATURA

David Felipe Arranz analiza en un libro los arquetipos literarios en el cine

El científico loco, el aventurero romántico y el villano de opereta son algunos de los arquetipos que el cine ha tomado de la literatura y el teatro, una influencia y una "obsesión" que el filólogo David Felipe Arranz analiza en su nuevo libro, "Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones".,En el volumen, editado por Pigmalión, Arranz (Valladolid, 1975) "desnuda" la fascinación de los cineastas por esos arquetipos que, según asegura en una entr

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:07

Gino Rivera.

El científico loco, el aventurero romántico y el villano de opereta son algunos de los arquetipos que el cine ha tomado de la literatura y el teatro, una influencia y una "obsesión" que el filólogo David Felipe Arranz analiza en su nuevo libro, "Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones".

En el volumen, editado por Pigmalión, Arranz (Valladolid, 1975) "desnuda" la fascinación de los cineastas por esos arquetipos que, según asegura en una entrevista con Efe, se resumen en el aventurero romántico y el villano encantador, "la decantación de ese duelo de moralidades".

"Yo quería a través de unas películas no demasiado conocidas indagar en esa influencia, a veces en esa obsesión, porque creo que el cine, como la buena literatura, cuando se encuentra con uno le cambia de alguna manera", dice este filólogo, periodista e investigador de la Universidad Carlos III de Madrid.

Durante varios años, Arranz ha recogido trabajos publicados en las revistas especializadas "Versión original" y "Making of. Cuadernos de cine y educación" para repasar películas como "Amadeus" (1984), de Milos Forman, o "Una llamada a las doce" (1965), de J. Lee Thompson.

El libro reúne una treintena de análisis de filmes como "Planeta Prohibido" (1956), basada en "La tempestad", de Shakespeare, o "El mundo de George Apley" (1974), inspirada en la novela de mismo nombre de John Phillips Marquand, que junto a George du Maurier y Edmund Goulding fue uno de los escritores "más prodigiosos del siglo 19 y 20".

"Intento también dar las razones de por qué tenemos un modelo tan voraz y atroz de olvido. Lo que propongo es la recuperación de esos nombres de la literatura que vendieron millones de ejemplares en todo el mundo y que hoy han sido completamente olvidados", asegura el escritor que se cuestiona cómo un dramaturgo como Peter Shaffer pudo ser adaptado durante 20 o 30 años y, "de pronto", desaparecer.

Arranz estudia a Georges Franju, Jirí Menzel, Ion Popescu-Gopo, Michelangelo Antonioni, Joseph Losey, John Ford, Stanley Kubrick, Roland Emmerich o el "extraordinario" Alain Resnais.

En sus páginas homenajea al ganador del Óscar al Mejor Actor en 1961 y director austríaco Maximilian Schell, sobre quien actualmente está haciendo un monográfico por ser "la chispa que encendió" su interés por las relaciones entre el cine y la literatura.

"Él no se conformó con protagonizar grandes superproducciones europeas y estadounidenses sino que quiso ser adaptador de la literatura europea como cineasta", explica sobre Schell, que tuvo una mirada "fina y elegante sobre la gran literatura".

"Héroes y villanos en el cine. De Shakespeare a Indiana Jones" concluye con un homenaje "muy sentido" a Indiana Jones, con cuyo personaje George Lucas y Steven Spielberg "resucitaron" al aventurero clásico, un héroe inspirado en Tarzán, Flash Gordon y la la película "Sky Riders" (1976), "que a ellos les fascinaba".

"La gente no sabe que Spielberg quería rodar una nueva entrega de la saga de James Bond y que fue George Lucas el que le sugirió hacer un homenaje a los seriales de los años 30 y 40", añade.

Lo más