JOSÉ CORONADO (Entrevista)

Coronado: "No busco papeles, sino estar a la altura que requiere mi oficio"

José Coronado, que ha pasado de la edad sabia de los 60 años, es un actor en plena ebullición que sigue estudiando y al que la madurez laboral le ha dejado una máxima: "No busco personajes ni papeles, sino estar a la altura de lo que el oficio requiere de mi porque me he dado cuenta de que así es como puedo vivir dignamente".,Acaba de llegar a los hogares españoles en dos series de televisión, "Vivir sin permiso" y "Gigantes", donde interpreta a un padre o

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:10

Alicia G.Arribas.

José Coronado, que ha pasado de la edad sabia de los 60 años, es un actor en plena ebullición que sigue estudiando y al que la madurez laboral le ha dejado una máxima: "No busco personajes ni papeles, sino estar a la altura de lo que el oficio requiere de mi porque me he dado cuenta de que así es como puedo vivir dignamente".

Acaba de llegar a los hogares españoles en dos series de televisión, "Vivir sin permiso" y "Gigantes", donde interpreta a un padre odioso y egoísta, y ahora presenta en el cine su nuevo trabajo como protagonista, "Tu hijo", que dirige el sevillano Miguel Ángel Vivas, un hombre "normal" al que la vida "le pone una desgracia", explica Coronado en una entrevista con Efe: Su hijo entra en coma tras una brutal paliza a la salida de una discoteca.

"Es un thriller que te entretiene durante hora y media pero que va mucho más allá: es una película que te permite aportar algo a la sociedad en la que vives, con capacidad para remover conciencias, y que hace que los padres y madres de todo el mundo nos hagamos preguntas sobre quiénes son nuestros hijos, si los conocemos bien y si deberíamos hacer algo diferente. Para mi -comenta Coronado-, si se abriera ese debate, sería todo un éxito".

Coronado es Jaime, un cirujano padre de dos hijos (Pol Monen y Asia Ortega), que a lo largo de la película intenta entender qué le ha pasado a su hijo y por qué, y que se castigue a los culpables.

"Primero, como buen ciudadano, quiere aportar a la justicia una prueba irrefutable, pero tiene defectos de forma -eso, también hay que pensarlo, incide Coronado-, pero a partir de ahí, como le pasaría a cualquier padre al que le han roto la vida, comienza a deambular, perdido en la noche, abocado a descender a unos infiernos que desconoce. Pero necesita saber".

Y Jaime "empieza a meter la pata". Gravemente.

Coronado cree que, en su caso, haría lo mismo que su personaje: "Claro que lo haría. Es lo que queremos, que todo el mundo se lo plantee para que nos demos cuenta de que algo hay que cambiar".

"Una de las grandes apuestas de la película es hablar de la dificultad de comunicación entre generaciones; cuando yo era joven, mis profesores y sobre todo, mis padres, eran mis referentes, y yo les respetaba porque era así, porque era lo lógico y no sabíamos hacerlo de otra forma. Hoy los referentes son los 'influencers', las redes sociales, los postureos". Hay una comodidad en la separación entre padres e hijos y no hacemos nada por evitarlo", reflexiona el actor.

Y "deberíamos -añade- algo hay que hacer, hay que intentar conocer a nuestros hijos a pesar de las dificultades".

Jaime descubre quién es su hijo "a golpe de película". Conforme avanza su búsqueda tendrá que tomar una serie de decisiones morales que deben ser aprobadas o no por el espectador. En ese punto, Coronado propone cambiar los roles femeninos y masculinos de la cinta convencido de que "sería igual, porque no somos vengadores, somos personas que necesitan respuestas".

Todo, en un guión que también ha escrito el sevillano hace el escalofrío de seis años.

"Cuando empezaron a sucederse tantas coincidencias con la actualidad nos dimos cuenta de que no nos habíamos equivocado", apunta Vivas a Efe. Porque en la cinta hay una violación en grupo grabada con un móvil, amenazas y sobornos de un empresario para que los hechos no perjudiquen su negocio o la incapacidad de la ley para avanzar entre normas obsoletas.

"Tenemos una responsabilidad como cineastas, pero también como personas, de dar un puñetazo en la mesa", aporta Vivas sobre su quinto largometraje tras realizar para la tele series como "Mar de plástico", "La casa de papel" o "Vivir sin permiso", aún en antena.

Coronado advierte: Cuando llegas al final con este hombre, ocurre un giro inesperado que deja al aire al "monstruo en que se ha convertido alguien que salvaba vidas. Y es que esto nos puede pasar a cualquiera. Jaime somos todos", afirma el actor, que podría sumar con este trabajo su segundo premio Goya.

La cinta llega este viernes a las salas españolas.

Lo más