FESTIVAL LES ARTS (Crónica)

Coque Malla, la banda sonora perfecta para cerrar el 4º Festival de Les Arts

Rosabel Tavera

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02:37

Rosabel Tavera

La cuarta edición del Festival de Les Arts ha bajado el telón esta noche tras haber visto pasar por la Ciudad de las Artes y las Ciencias a 42.000 personas -más de 20.000 cada una de las dos jornadas- y después de una segunda jornada marcada por la lluvia y por actuaciones como la de Coque Malla, que ha puesto la banda sonora perfecta a la puesta de sol.

Solo ha tardado el Festival de Les Arts cuatro ediciones en agotar sus entradas, algo que ocurrió hace ya tres semanas y que la organización prevé que suceda incluso antes en la próxima edición, en la que también querrían ampliar un recinto difícilmente expandible debido a la delimitación del espacio por los edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

En un fin de semana de tiempo revuelto, la primera jornada se salvó de la lluvia, pero no la segunda, en la que antes de la medianoche las precipitaciones han hecho acto de presencia.

Si bien la lluvia ha espantado algo a la gente, muchos han optado por el cobijo que ofrecían los edificios en algunas zonas del recinto y han seguido la fiesta sin mayores problemas.

El cartel musical de la tarde ha traído a algunos repetidores como el ácido y certero Ángel Stanich y propuestas nuevas como la cantante Bely Basarte que se curtió en Youtube antes de llegar a los escenarios o el rapero madrileño Rayden.

El escenario principal lo ha estrenado Coque Malla, cuya actuación podría definirse como la más "original" de la cuarta edición más allá del "refrito" de grupos que van de un festival a otro en épocas estivales.

Defendiendo su magnífico "Último hombre en la tierra", el artista madrileño ha vuelto a Valencia "un año, un mes y cuatro días después", el tiempo que ha pasado, ha dicho, "desde la última vez que nos vimos, y es demasiado, así que espero que no se vuelva a repetir".

Malla ha ofrecido algunas canciones de su último trabajo, pasando por su versión de "El equilibrio es imposible" de Los Piratas, una banda, ha dicho que "tardé un tiempo en comprender su grandeza, pero una vez lo hice no hubo marcha atrás", y, acompañado de Anny B Sweet ha interpretado -también junto a todo el público que llenaba el recinto- "No puedo vivir sin ti".

Tras él, Sidecars se han subido al escenario principal gustando a los asistentes con su último trabajo "Cuestión de gravedad", los suecos Mando Diao, único nombre extranjero de la jornada, han lidiado con la lluvia con una gran afluencia de público y un directo eléctrico y con actitud festiva y Lori Meyers, que ya estuvieron en 2016 y han puesto el punto final perfecto a un fin de semana de música y fiesta en la ciudad de Valencia.

Lo más