Boletín

TEATRO ESTRENO

Conejero lleva "La geometría del trigo" al Centro Dramático Nacional

Los propios recuerdos son la materia prima de la última creación teatral de Alberto Conejero, "La geometría del trigo", que estrenará el Centro Dramático Nacional (CDN) en su sede del teatro Valle Inclán el próximo miércoles.,"La geometría del trigo", publicada en 2018 por la editorial Dos Bigotes, parte de un recuerdo de juventud de la madre del autor con el que este decide emprender la aventura de convertirlo en una obra de teatro, que interpretan Consuelo Trujillo, Zaira

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:28

Los propios recuerdos son la materia prima de la última creación teatral de Alberto Conejero, "La geometría del trigo", que estrenará el Centro Dramático Nacional (CDN) en su sede del teatro Valle Inclán el próximo miércoles.

"La geometría del trigo", publicada en 2018 por la editorial Dos Bigotes, parte de un recuerdo de juventud de la madre del autor con el que este decide emprender la aventura de convertirlo en una obra de teatro, que interpretan Consuelo Trujillo, Zaira Montes, Eva Rufo, José Bustos, José Troncoso y Juan Vinuesa.

La joven pareja de arquitectos formada por Joan y Laia (José Bustos y Eva Rufo) cruza España desde Barcelona a un pequeño pueblo del sur para acudir al entierro del padre del primero, pero es el propio viaje el que les atraviesa a ellos, haciéndoles reflexionar sobre el pasado y las formas de convivir y amar de su propio país.

El autor de "La piedra oscura", por la que ganó el premio Max a Mejor Autor Teatral 2016, y "Todas las noches de un día", ha recalcado que "necesita el teatro" porque implica "un sujeto plural en comparación con la poesía" y que por ello se implica con los actores en un proceso de creación paralelo a los ensayos.

Esta última producción le ha supuesto un viaje introspectivo a su infancia y los recuerdos del pueblo donde nació y disfrutó muchos veranos de su juventud, Vilches, en Jaén, que ha compartido con el elenco.

La herencia del franquismo, la complejidad de los vínculos familiares y la auto aceptación son los tres pilares en los que se construye esta delicada narración que, según Conejero, ha podido trasladar al escenario gracias a la Sala Cuarta Pared, que se prestó como residencia artística del proyecto, y varios meses de ensayos y exploración.

"En este país, tenemos una educación emocional pobre. Y esto no es porque sí, de manera espontánea, sino que tiene relación con los 40 años de dictadura vividos en los que las mujeres eran un elemento secundario", expresa Conejero cuando habla de la memoria histórica como uno de los temas principales de la historia.

"Toda generación -ha añadido- necesita un relato comprensible del pasado para entender el presente".

Los seis intérpretes que representan, por parejas, a tres generaciones españolas distintas, coinciden en que "La geometría del trigo" les ha hecho evolucionar profesional y personalmente, ya que se trata de personajes "demandantes" ante los que es imprescindible "rendirse, para poder profundizar en su esencia", explica Eva Rufo.

Lo más