LITERATURA INVESTIGACIÓN

La "chapucera" investigación del "más brutal" asesinato de la Transición

as circunstancias que rodearon el asesinato de la estudiante Yolanda González a manos de un comando ultraderechista

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:41

Las circunstancias que rodearon el asesinato de la estudiante Yolanda González a manos de un comando ultraderechista y la "chapucera" investigación policial lo convirtieron en especialmente trágico y el más brutal de la Transición, "como un paseíllo de los que daban en la guerra civil".

Así lo ha definido hoy el periodista y escritor Carlos Fonseca, que acaba de publicar con Planeta la historia de este asesinato en el libro "No te olvides de mí", una muerte que fue reivindicada por el "Batallón vasco español", unas siglas "de conveniencia" usadas por la ultraderecha, y por la que fueron condenadas seis personas.

Pero Fonseca considera que hay muchos aspectos de este crimen que no se han desvelado y "nunca se van a descubrir".

Yolanda González, miembro de la Coordinadora de Estudiantes, había sido militante de las Juventudes socialistas de Euskadi para embarcarse después en Madrid en la creación del Partido Socialista de los Trabajadores.

El 1 de febrero de 1980 llamaron a la puerta de su casa, la secuestraron, fue llevada hasta un descampado y recibió dos tiros en la cabeza.

¿Y por qué precisamente Yolanda? "Alguien informó al grupo de que formaba parte de un comando de información de ETA y, tras matar la banda terrorista a seis guardias civiles en Vizcaya, decidieron asesinarla", recuerda Fonseca.

Con su investigación, explica, no pretende "desmontar nada", aunque sí recordar que en los años de la Transición, de 1975 a 1982, murió mucha gente porque la dictadura franquista "no se terminaba de marchar". "Y no está de más contarlo", recalca.

Las investigaciones sobre el asesinato de Yolanda González fueron "cuanto menos bastante incompletas" e incluso "chapuceras", recuerda el autor, que ha buceado en sumarios y documentos para reconstruir los hechos.

Con un sumario plagado de "cosas sin explicación", tras el juicio por estos hechos fueron condenados los integrantes del llamado grupo 41 de Fuerza Nueva: Emilio Hellín, a 43 años de prisión, e Ignacio Abad a más de 28 años, mientras que otros tres miembros fueron sentenciados a 6 años de prisión.

"Hellín dirigía el grupo 41 formado por militantes de Fuerza Nueva y se jactaba de tener muy buenas relaciones con las altas instancias", ha destacado el autor, que recuerda que en esa época había en los cuerpos de seguridad del Estado y en el Ejército sectores involucionistas que se relacionaban con las tramas de extrema derecha.

Emilio Hellín Moro, que había sido detenido poco tiempo después del asesinato, se fugó en agosto de la prisión de Alcalá de Henares (Madrid), fue capturado a las pocas horas y trasladado a Herrera de la Mancha (Ciudad Real) y posteriormente a Cartagena (Murcia), donde protagonizó otro intento de fuga.

En febrero de 1987 huyó de España mientras disfrutaba de un permiso de seis días que le había concedido el juez de vigilancia penitenciaria de Valladolid, y se estableció en Paraguay, donde fue detenido por la Interpol cuando intentaba pasar a Argentina. Fue encarcelado de nuevo en España y en verano de 1995 obtuvo el tercer grado penitenciario.

Experto en telecomunicaciones, Hellín Moro ha intervenido desde entonces como perito en casos judiciales de relevancia mediática, como el juicio en Córdoba a José Bretón en 2013 por el asesinato de sus dos hijos y ha formado en técnicas forenses a las fuerzas de seguridad.

Precisamente en 2013, el Ministerio del Interior se comprometió con los hermanos de Yolanda González a investigar esta actividad de Hellín con las fuerzas de seguridad.

"Está claro que ha cumplido su condena y no se le puede condenar a perpetuidad y tiene todo el derecho a trabajar pero llama la atención que termine asesorando al Ministerio del Interior; es cuanto menos chocante", indica Fonseca.

Se trata del noveno libro de Fonseca, autor entre otros de "Mañana cuando me maten", sobre los últimos fusilamientos del franquismo, o "Trece rosas rojas", todos ellos sobre episodios de la historia reciente de España a través de personajes anónimos. 

Lo más