MÚSICA FIB (Previsión)

El cabreo de Action Bronson y la fiesta de Fatboy Slim abren el FIB

Rosabel Tavera

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:36

Rosabel Tavera

La fiesta electrónica de Fatboy Slim, el descaro punk-rock de Fountains D.C. y el enfado de Action Bronson han protagonizado la primera jornada del Festival Internacional de Benicàssim que ha comenzado la celebración de su 25 aniversario con solo dos escenarios sonando -de los cuatro que tiene el festival- y con los asistentes con las pilas totalmente cargadas.

Pese a que la afluencia de público ha sido menor que en 2018 y a que la jornada de jueves siempre es la más modesta en cuanto a asistentes, el hecho de volcar la programación en solo dos escenarios -con el escenario principal cerrado- ha concentrado a la gente y ha creado mejor ambiente.

Los castellonenses Novio Caballo, que han arrancado la programación del festival a las 19.40 horas, han cosechado un buen puñado de "fibers" que "han respondido muy bien", según han explicado a EFE desde la banda, que, con solo dos temas editados, se han mostrado muy satisfechos de su actuación.

El plato más interesante de la noche era el de los dublineses Fountains D.C., quienes pese a no haber conseguido el mejor de los sonidos durante su actuación, han incitado al "pogo" entre los asistentes casi desde la primera canción.

Sobrados de actitud y descaro han complacido al público, sobre todo a los más jóvenes venidos de las islas británicas, quienes ya les ha mostrado su fidelidad en su tour en Reino Unido, donde colgaron el cartel de "sold out" en todas las citas que ofrecieron allí.

Tras ellos la británica de ascendencia griega Marina y los irlandeses Kodaline, han actuado en el escenario Carrefour, mientras otros muchos asistentes se dejaban llevar por el baile en las sesiones de los pinchadiscos del escenario Sout Beach Pool Party, por el que han pasado Queens In The North DJS, Toribio Y Delito DJS, Miqui Brightside, Rocío Sanz y Nando Costa.

La nota de la noche la ha dado el norteamericano Action Bronson, Ariyan Arslani, quien ha comenzado la actuación con 45 minutos de retraso y visiblemente enfadado.

El rapero, escritor, chef y presentador de la televisión estadounidense, cuya actuación estaba prevista para las 00.30 horas ha salido a escenario a las 01.15 por problemas técnicos y visiblemente cabreado, encarándose con los técnicos y llegando a empujar a uno después de haber tirado con rabia el micro al suelo mientras en las pantallas se veían imágenes de encierros de San Fermín en Pamplona.

Y casi en un abrir y cerrar de ojos ha saltado al escenario el plato más ansiado de la noche, Fatboy Slim con su sucesión de éxitos y su incitación al baile sin descanso para ir abriendo boca para tres días más de festival.