TEATRO CLÁSICO

"El Caballero de Olmedo" no pudo culminar en su "casa" a causa de la lluvia

"El Caballero de Olmedo", la obra de Lope de Vega que se ha puesto esta noche en escena en "su casa", en el lugar donde se originó el romance que dio lugar a la obra del dramaturgo madrileño, no pudo finalizar a causa de la lluvia.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 02:03

"El Caballero de Olmedo", la obra de Lope de Vega que se ha puesto esta noche en escena en "su casa", en el lugar donde se originó el romance que dio lugar a la obra del dramaturgo madrileño, no pudo finalizar a causa de la lluvia.

La pieza, interpretada de manera magistral por el elenco de "Noviembre Teatro", dejó con la miel en los labios a los espectadores que acudieron a la Corrala del Caballero de Olmedo para revivirla de manos de los expertos actores y actrices que, impotentes, tuvieron que rendirse a las inclemencias meteorológicas.

Tras una hora de actuación, comenzaron a caer las primeras gotas de lluvia, que incrementaron su intensidad hasta hacer que el codirector del festival olmedano, Benjamín Sevilla, subiera al escenario para, en primera instancia, dejar la obra pendiente de lo que determinaran las amenazantes nubes.

Quince minutos después paró la tormenta de manera momentánea y fue el propio director de la obra, Eduardo Vasco, el que se encargó de decir al público que continuaban con el desarrollo de la misma, si el tiempo no lo volvía a impedir, lo que desató el aplauso de los allí congregados.

Pero no transcurrieron ni diez minutos cuando el chubasco arreció y, finalmente, a pesar de los esfuerzos de los actores y actrices de "Noviembre Teatro", éstos tuvieron que rendirse a la evidencia y anular definitivamente la representación.

A pesar de ese varapalo, los espectadores despidieron con una merecida ovación a la compañía teatral, no solo por su maestría sobre las tablas, sino por su entrega y sus ganas de concluir la obra, lo que hizo que el elenco saliera bajo la intensa lluvia a agradecer el apoyo mostrado por los olmedanos.

Lo más