ARQUEOLOGÍA MADRID (Crónica)

En busca de los trazados definitivos de las murallas de Madrid

Sol Carreras

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:05

Sol Carreras

Apenas hay rastros visibles de las murallas árabe y cristiana de Madrid por las continuas edificaciones que ha habido en el centro, una situación que el Ayuntamiento quiere remediar con un plan para recuperar y poner en valor cada fragmento con la idea de poder determinar además el trazado de los recintos.

"La historia de las murallas de Madrid es quizás la historia menos contada de esta ciudad", lamenta en declaraciones a Efe la directora general de Intervención en el Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid, Marisol Mena.

Para tratar de cambiar esta situación, el Consistorio inició en 2015 un plan de puesta en valor de los recintos amurallados de la capital: la muralla árabe (que data de los siglos IX, X y XI) y la cristiana (de los siglos XI y XII, fundamentalmente).

Este plan ya ha dado sus frutos con la recuperación de diferentes lienzos, algunos de ellos irreconocibles hasta ahora al estar cubiertos de vegetación y otros elementos.

Es el caso de la parte de la muralla árabe ubicada en el parque Emir Mohamed I, cuya proceso comenzó en 2016 a través de la limpieza y consolidación del lienzo, que contará con iluminación y estrenará nuevos paneles informativos en febrero de 2019.

Un año después, en 2017, comenzó la rehabilitación de los lienzos de muralla cristiana situados en un solar municipal que ocupa los números 15 y 17 de la calle Almendro, en la zona de La Latina.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Madrid trabaja en la recuperación de un tramo de muralla situado junto a una zona ajardinada de la calle Bailén, bajo las calles de Rebeque y del Factor, en las inmediaciones del Palacio Real, con una longitud de 60 metros y una media de altura de cerca de tres.

Podría ser un trozo de confluencia entre la muralla árabe y la cristiana, según la documentación previa procedente de archivos locales, regionales y nacionales.

"Hasta que no hagamos los estudios no podemos datarla", ha añadido la directora general de Intervención en el Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid.

La responsable ha cifrado el tramo de muralla árabe identificado hasta ahora en un 30 % y el de la cristiana en un 20 %, aunque ha advertido de que trabajan con hipótesis porque no tienen la certeza de cuáles son los trazados concretos de cada uno de los recintos.

"Nuestras murallas tienen muy pocos lienzos en la superficie", señala.

Y es que, según explica, a diferencia de otras ciudades y pueblos españoles en Madrid apenas quedan rastros de muralla porque "hay mucho edificado".

Además, parte de los restos de muralla están en emplazamientos privados, como casas de particulares o locales de ocio, algunos de los cuales han hecho también esfuerzos para sacar a la luz estos vestigios.

Según Marisol Mena, el Consistorio ha hecho trabajos de recuperación de la murallas árabe y cristiana "muy puntuales".

"Es importante tener una idea de conjunto y darle una difusión", sostiene.

De ahí el interés del Consistorio en hacer este doble trabajo de identificación y puesta en valor por medio de expertos de dos áreas: la de Archivos y Bibliotecas, por un lado, y Paisaje Urbano y Patrimonio Cultural, por otro.

El Ayuntamiento ha invertido desde 2015 un total de 754.897,60 euros en este plan recintos amurallados, que prevé continuar con una intervención en un lienzo situado en un solar municipal en la calle Espejo número 14, cerca del Palacio Real.

Lo más