CINE FRANCIA

"Bienvenidas a Brasil": cuatro amigas, una boda y un muerto

Madrid, 25 jul (EFE).- Es una comedia francesa pero al estilo americano y está rodada en Brasil. Patrick Mille, más conocido por su faceta de actor, transita entre la comedia alocada y el drama en su segundo largometraje como director, "Bienvenidas a Brasil", que se estrena en España el próximo 27 de julio.,Tres amigas viajan a Río de Janeiro invitadas por una cuarta, que se casa por sorpresa. Lo que podría ser un "Resacón en Las Vegas" en versión femenina, se convierte rápidamente en otra cosa,

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:01

Es una comedia francesa pero al estilo americano y está rodada en Brasil. Patrick Mille, más conocido por su faceta de actor, transita entre la comedia alocada y el drama en su segundo largometraje como director, "Bienvenidas a Brasil", que se estrena en España el próximo 27 de julio.

Tres amigas viajan a Río de Janeiro invitadas por una cuarta, que se casa por sorpresa. Lo que podría ser un "Resacón en Las Vegas" en versión femenina, se convierte rápidamente en otra cosa, más oscura. "La diferencia es que aquí hay un muerto, un muerto importante", ha señalado a Efe Mille, que se ha inspirado más en 'Very bad things', con Christian Slater y Cameron Díaz.

"Me interesa cómo la tragedia penetra en la comedia", precisa el director, que ha optado por cuatro actrices desconocidas para ganar en "frescura" y en "torpeza". Y aunque eso ha dificultado sacar adelante el proyecto, por otro lado se ha podido beneficiar de un momento en que aparentemente hay una mayor demanda de personajes femeninos en las pantallas.

"Las mujeres me inspiran y me gusta trabajar con actrices, me siento más cómodo", señala.

Alison Wheeler es Agathe, una tímida profesora; Philippine Stindelm da vida a Lily, su agresiva hermana adolescente; Margot Bancilhon a Chloe, la amiga enloquecida; y Vanessa Guide a Katia, la novia.

El propio Mille se reserva un papel, el del cónsul francés en Río, el personaje más disparatado.

"Me divertí tanto escribiéndolo que decidí hacerlo yo", confiesa. "Me fascina la figura del diplomático expatriado francés. Me hacen mucha gracia porque son muy clichés, todos se parecen entre sí, han ido a las mismas escuelas", señala. "Quería empujar al máximo la dualidad de Jekyll y Hide que tienen: son personajes lisos pero llevados al límite descubres su verdadera personalidad".

Mille tenía claro desde un principio que la trama tenía que suceder en Brasil. "Una historia totalmente loca, allí puede ser creíble. Brasil tiene eso. En Río puedes pasar del horror a la belleza más grande con sólo cruzar una calle".

Una de las escenas más complicadas la rodaron en una favela, Morro dos Prazeres. Para acceder tuvieron que pedir permiso al jefe, y éste, al saber que se trataba de una escena de una fiesta, se ofreció a organizar una fiesta real con la gente de la favela.

"Lo complicado fue retener a las actrices, que se supone que tenían que sentir miedo, pero tenían ganas de entregarse a la fiesta", recuerda.

El cineasta, que como actor ha trabajado tanto en el cine de autor (Benoit Jacquot) como en el más comercial (Dany Boon), ya está escribiendo el guion de su próxima película.

"Será un melodrama inscrito en la realidad social de la Francia actual, una historia de amor imposible, dos personas de mundos diferentes, amor y 'thriller' social", resume. "Me interesa saltar de nivel, no quiero hacer siempre la misma película".

Lo más