CINE RODAJE

Berlanga rueda en Valencia "Viva la vida": un estallido de deudas con humor

El director José Luis Berlanga ha iniciado en Valencia el rodaje de "Viva la vida", un filme protagonizado por Laura Romero y Pablo Chiapella, en el que el actor da vida en clave de humor a un personaje "fantástico por la conexión que tiene, por desgracia, con la realidad", cuya "burbuja" explota tras romper una cadena de deudas que no puede afrontar.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:32

El director José Luis Berlanga ha iniciado en Valencia el rodaje de "Viva la vida", un filme protagonizado por Laura Romero y Pablo Chiapella, en el que el actor da vida en clave de humor a un personaje "fantástico por la conexión que tiene, por desgracia, con la realidad", cuya "burbuja" explota tras romper una cadena de deudas que no puede afrontar.

"Es fantástico porque cuenta una historia que está viva. La gente sigue perdiendo su casa, su trabajo", ya que a Juan, el personaje que encarna Pablo Chiapella, le permite hacer una actuación "desde la absoluta naturalidad" al verse envuelto en circunstancias cómicas, pese a que éste no es un personaje payaso, como Amador ("La que se avecina"), a quien el imaginario de la gente le sigue asociando.

"Es una bendición que la gente me asocie a Amador, porque yo no estaría en Valencia haciendo esta película con Berlanga si antes no me hubiera comido a Amador durante 11 años", y asegura que no tiene miedo a estar encasillado porque lo prefiere a estar en el paro, "como tantos otros compañeros en esta época de crisis, que no han podido trabajar porque no había opción".

"Viva la vida" retrata el valor de las cosas importantes de la vida frente a las dificultades por las que muchas familias han tenido que pasar durante los últimos años de crisis económica, pero las circunstancias que sobrevienen a esa lucha "son cómicas", en la mayoría de los casos.

"Las situaciones difíciles de la gente se deben tratar con humor", subraya el director, José luis Berlanga, hijo de uno de los maestros del cine español, y agrega: "Hay dramas estupendos pero a mí genéticamente me gusta el humor, y creo que el cine de mi padre es donde esto está mejor demostrado".

Beranga señala que intenta que en esta película "el humor no se transmita a través de los protagonistas sino de las circunstancias y las peripecias por las que quieren salir, que les llevan a momentos que parecen dramáticos pero que son de risa", agrega.

La cinta, que cuenta la historia de amor entre una pareja joven, "pretende reflejar cómo la crisis económica puede estropear una relación e ir separando a dos enamorados, además de enfatizar las diferentes maneras de cómo lo afrontan el hombre y la mujer, porque "esa educación que nos han dado es una losa", indica Berlanga.

El cineasta valora el momento actual del cine español "positivamente", "no por lo que ayuda la administración sino porque "se va haciendo un cine más variado, los espectadores no tienen un prejuicio contra nuestro cine", y la industria "está renovada y el espectador está entrando en películas españolas".

"Lo que necesitamos es abrir mercado, pero para eso hace falta más dinero y una ley de mecenazgo correcta, mirar a Francia y copiarlos, dando dinero al cine y revirtiendo en él el dinero que genera el cine", ha explicado.

En la presentación ante los periodistas de este filme que se rodará en escenarios valencianos, como el mercado del Cabañal, la playa de la Patacona y el barrio de Ruzafa, Berlanga ha resaltado que "la mala fama, injusta, del cine español está superada con las nuevas generaciones de directores y actores", y en eso "ha ayudado mucho la ficción en las televisiones, para crear industria".

Lo más