Boletín

BELÉN CUESTA (Entrevista)

Belén Cuesta: “¿El éxito? Con esta edad, relativizas todo”.

Belén Cuesta es una actriz con ángel. Es de esas personas que caen bien sin pretenderlo y cuya sonrisa contagia a cualquiera, pero el éxito que vive a raíz de La Llamada y, especialmente, Paquita Salas, no la ha cambiado ni lo hará: A mi edad, relativizas todo, reconoce a Efe.,Tampoco me considero tan exitosa, explica la intérprete sevillana, de 35 años, durante la presentación a la prensa de la película Litus, su próximo estreno. Este re

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:42

Antonio Martín Guirado

Belén Cuesta es una actriz con ángel. Es de esas personas que caen bien sin pretenderlo y cuya sonrisa contagia a cualquiera, pero el éxito que vive a raíz de La Llamada y, especialmente, Paquita Salas, no la ha cambiado ni lo hará: A mi edad, relativizas todo, reconoce a Efe.

Tampoco me considero tan exitosa, explica la intérprete sevillana, de 35 años, durante la presentación a la prensa de la película Litus, su próximo estreno. Este reconocimiento me ha pillado ya con otra edad. Soy bastante cautelosa. Estoy muy contenta de que La llamada y Paquita hayan gustado y me hace feliz, pero lo que vivo no siento que sea un acoso o esa cosa que le pasa a algunos compañeros que debe de ser horrible, agrega.

Me siento igual, aunque agradecida de haber hecho esos trabajos y de que funcionen. Con esta edad, relativizas todo, resume.

No obstante, la intérprete reconoce que, artísticamente, empezó a ver la luz justo cuando más negro lo veía todo.

Cuesta recuerda que, poco antes de despegar, cuando trabajaba como camarera en el bar Válgame Dios, donde coincidió con Javier Ambrossi (cocreador de Paquita Salas), estaba de capa caída, honestamente.

No pensé que todo esto fuera a ocurrir. Sabía que iba a seguir haciendo cosas, como hice desde pequeña. Para mí es una necesidad. Da igual que trabajes en una tienda o como camarera ocho horas; luego haces lo que te gusta aunque sea hasta las 2 de la mañana, reflexiona.

Pero estaba ya desesperada, admite. Recuerdo que le decía a Javi: Madre mía, ¿qué hacemos? ¡No quiero estar aquí! Y no me refería al éxito, sino a cobrar igual o menos pero haciendo teatro ocho horas. Con 30 años lo veía muy difícil. Lees tantas cosas Eso de: Si no te han descubierto con 20, mal ¡No va a ocurrir nunca! Y mira, señala.

Litus, de estreno este viernes, es una adaptación de la obra teatral de Marta Buchaca dirigida por Dani de la Orden sobre la reunión de un grupo de amigos seis meses después del suicidio de uno de sus miembros, una ocasión en la que salen a relucir reproches y secretos y donde la tensión va en aumento cuando el hermano del fallecido revela que Litus dejó una carta para cada uno de ellos.

A mí me encanta la comedia mezclada con el drama. Al final es un punto de vista. El personaje de Magüi en Paquita Salas está contada desde la comedia, pero se podría contar como el drama más horrible del mundo. Al final es un punto de vista del director y del equipo. Y Litus es igual: podía haber sido más comedia o algo más disparatado, declara la actriz, que interpreta a la exnovia del muerto.

La película, con clara estructura teatral y rodada cronológicamente, habla fundamentalmente de la incapacidad para comunicarse y abrirse emocionalmente, una historia que cuenta con un reparto formado por Cuesta, Quim Gutiérrez, Adrián Lastra, Alex García, Miquel Fernández y Marta Nieto (premiada en Venecia por su papel en Madre).

Yo trato de ser franca con mis amigos y quiero que ellos también lo sean conmigo, pero la honestidad hay que saber gestionarla. La honestidad conlleva también ser cuidadoso, indica Cuesta, sentada junto a Gutiérrez, ganador de la Biznaga de Plata al mejor actor de reparto en el pasado Festival de Málaga por su papel en la cinta, el del hermano del fallecido.

Me hizo mucha ilusión el reconocimiento, pero es verdad que cuando llevas mucho tiempo trabajando, hay un cierto escepticismo con la valoración de los trabajos. También porque no he tenido muchos premios, probablemente, pero aprendes a valorar si algo está bien o no en función de tu criterio y del círculo de personas en las que confío, dice.

Y apostilla sobre el argumento del film: Las relaciones de amistad no son aquellas en las que no hay conflictos, sino aquellas en las que los hay y se resuelven. Es en la resolución de los problemas donde se forja de verdad la comunicación, la empatía y la sensibilidad. EFE

Lo más