ASIER ETXEANDÍA (Entrevista)

Asier Etxeandía: "Sobresalir es hoy una tarea mastodóntica"

Pese a labrarse una reconocida solvencia actoral, Asier Etxenadía asegura "haber nacido queriendo ser músico", un objetivo que cumple por fin a sus 43 años con su debut discográfico junto al italiano Enrico Bárbaro como Mastodonte, nombre que no es baladí.,"Aquí no cuento mi historia, sino algo que nos preocupa a todos y que tiene que ver con la aceptación. Las redes sociales están llenas de 'haters' que te pueden hundir sin dar la cara. Eso hace que mermem

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:43

Javier Herrero.

Pese a labrarse una reconocida solvencia actoral, Asier Etxenadía asegura "haber nacido queriendo ser músico", un objetivo que cumple por fin a sus 43 años con su debut discográfico junto al italiano Enrico Bárbaro como Mastodonte, nombre que no es baladí.

"Aquí no cuento mi historia, sino algo que nos preocupa a todos y que tiene que ver con la aceptación. Las redes sociales están llenas de 'haters' que te pueden hundir sin dar la cara. Eso hace que mermemos nuestra verdadera personalidad, porque vivimos acojonados. Por eso sobresalir hoy es una tarea mastodóntica", ha explicado a Efe el vasco sobre el sentido de su alias artístico.

De "vencer el terror íntimo al juicio ajeno por no estar a la altura" trata por tanto su primera experiencia musical propiamente dicha, aunque Etxeandía (Bilbao, 1975) ha dado sobradas muestras de versatilidad vocal y escénica, recientemente como conductor de los últimos Premios Platino, más aún con "El intérprete", que convirtió en musical el "bullying muy bestia" que sufrió en su infancia.

"Soy una persona muy vulnerable y elegí una profesión en la que sí o sí me tengo que exponer. Amo contar historias y emocionar, pero a la vez eso me crea fantasmas, porque no siempre estás fuerte para hacerlo. Te autojuzgas continuamente. Si además en tu vida has pasado algún momento en el que te han ninguneado, eso reaparece continuamente", confirma.

Fue precisamente en "El intérprete" cuando Etxeandía y Barbaro se conocieron y encontraron un universo creativo que crecía con la suma de las partes.

"Nací queriendo esto. La vida me llevó a ser actor, aunque mi energía estaba enfocada en encontrar un sonido, hacer un disco y defenderlo", explica Etxeandía, que hizo posible ese propósito gracias a su compañero.

En "Anatomía de un éxodo", el pequeño corto o compendio de varias canciones que han lanzado en plataformas audiovisuales con numerosos cameos de amigos y compañeros (Hugo Silva, La Terremoto de Alcorcón...), Barbaro pilota el vehículo en el que viajan y Etxeandía entona la llamada que sacude al mundo.

"Asier tiene superpoderes con el público, poderes de convocatoria, de transmitir emoción y creo que por eso nos complementamos muy bien. Buscaba una rock star para poder emprender este camino. He trabajado con artistas muy buenos, pero como bajista; con él también he podido explotar mi creatividad y sacar mis monstruos musicales", señala el italiano.

El resultado son composiciones de querencia épica que trenzan música electrónica y arreglos orquestales.

"Tengo la confianza en que podría empezar a tocar aquí y ahora algo que no he tocado nunca, él empezaría a cantar por encima algo que no ha cantado nunca y que funcionaría", expone Barbaro.

Juntos suman cerca de un siglo de experiencia vital que aflora en letras con clara perspectiva intelectual. "Somos barrocos e intensos", conceden ante un disco que se abre, como "declaración de intenciones", con un corte titulado "Lord Byron".

Como admiradores también de David Bowie, de su versatilidad estilística y de su concepción escenográfica, Mastodonte celebra la diferencia, la comunión colectiva y la celebración, de ahí su look tan peculiar, "hacia fuera, que utiliza el arte más antiguo y las pieles como metáfora de los grandes pesos y de rituales paganos y ancestrales".

Con la ilusión del principiante y el objetivo de que esto "dure mucho tiempo", Mastodonte se presenta mañana en directo por primera vez junto al resto de la banda en el Teatro Barceló de Madrid y tocarán además el 29 de noviembre en el Kafe Antzokia de Bilbao.

Lo más