Boletín

FESTIVAL CRUÏLLA (Previsión)

El arte comprometido de David Byrne, The Roots y Diawara cierra el Cruïlla

Rosa Díaz

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:32

Rosa Díaz

Con la música como arma se han presentado hoy ante el público David Byrne, que ha utilizado la parodia para denunciar la intolerancia, The Roots, que ha rapeado contra la injusticia, y Fatoumata Diawara que ha lanzado al aire su mensaje comprometido.

Tres artistas que huyen del panfleto pero que están muy en contacto con la realidad que les rodea y que hoy han cerrado el festival Cruïlla Barcelona en el recinto del Parc del Fòrum barcelonés, junto a 20 bandas más, tras tres días de música.

David Byrne ha ofrecido un buen concierto, con una cuidada y original puesta en escena, que ha estado a la altura de lo que se espera de un artista que ha sido líder de Talking Heads, icono de la 'new wave', cineasta de culto y divulgador de la 'worl music'.

El espectáculo ha empezado con David Byrne cantado "Here" y sosteniendo un cerebro de plástico en un escenario decorado con cortinas de flecos metalizados.

Once músicos le acompañan en esta gira con estética de teatro contemporáneo, en la que todos van vestidos con trajes grises y se mueven por el escenario rompiendo con la distribución habitual de los conciertos pop.

Con sus instrumentos a cuestas, también en el caso de la percusión, los músicos, los coristas y el propio Byrne bailan, caminan y, si la dramaturgia lo requiere, se tiran al suelo.

Puede parecer extraño, pero nada es arbitrario y cada movimiento está emparentado con el mensaje del repertorio, que reúne bastantes temas de su primer álbum en solitario en 14 años, "American Utopia" (2018), y éxitos de Talking Heads como "The Great Curve" o "Burning Down the House".

Byrne ha aprovechado el concierto, como es habitual en esta gira, para animar a la gente a votar, ya que está impulsando una iniciativa llamada Project Vote que pretende aumentar los votantes entre comunidades históricamente privadas de sus derechos.

Pero en Barcelona la frase "catalanes, votad siempre que tengáis oportunidad" ha sonado irónica y el público ha aplaudido y se ha reído recordando los hechos del pasado 1 de octubre, cuando la Generalitat convocó un referéndum que fue declarado ilegal.

Tras Byrne le ha llegado el turno a otros norteamericanos célebres, The Roots, que tampoco se han quedado cortos en cuanto a número de músicos en el escenario y han organizado una fiesta sonada.

Fieles a ellos mismos y a contracorriente, The Roots siguen construyendo sus temas soul, funk y hip hop old school con instrumentos en directo en lugar de las bases y los samples propios del género y, en esta ocasión, los cinco miembros habituales han venido acompañados de otros cuatro, para incidir todavía más en su apuesta por el sonido orgánico.

The Roots no siguen las modas, son una rareza que nació en los años 90 y que veinte años después siguen conectadas con la realidad.

Otra artista con personalidad propia y mucha conexión con su entorno es Fatoumata Diawara, que ha caldeado el ambiente en las primeras horas de la jornada con su mezcla de música tradicional africana, pop, funk y jazz.

Diawara, que ya visitó el año pasado este mismo festival como invitada de honor del espectáculo Lamomali de -M-, ha vuelto para presentar su nuevo trabajo titulado "Fenfo".

Durante el concierto, la artista de Mali ha derrochado talento musical y se ha despedido recordando el drama de los inmigrantes y la necesidad de construir "todos juntos" un mundo en paz.

Tras ella, la música ha seguido sonando hasta la madrugada, con bandas como We The Lion, que ha tenido un gran éxito de público, y la clausura festiva y electrónica de Justice y Orbital.

Lo más