TEATRO ESTRENO (Entrevista)

Ana Torrent, una mujer atormentada en la obra "Todas las noches de un día"

A pesar de haber trabajado principalmente en cine, la actriz Ana Torrent se siente "más libre" en el teatro, lugar en el que interpreta a Silvia, "el recuerdo o el fantasma" de una mujer atormentada en "Todas las noches de un día", una obra que podrá verse a partir de mañana en el Teatro Bellas Artes.,Con texto de Alberto Conejero y bajo la dirección de Luis Luque, la obra se desarrolla en un tiempo "indefinido", en un viejo jardín con invernadero en el que Samuel, interpr

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:46

A pesar de haber trabajado principalmente en cine, la actriz Ana Torrent se siente "más libre" en el teatro, lugar en el que interpreta a Silvia, "el recuerdo o el fantasma" de una mujer atormentada en "Todas las noches de un día", una obra que podrá verse a partir de mañana en el Teatro Bellas Artes.

Con texto de Alberto Conejero y bajo la dirección de Luis Luque, la obra se desarrolla en un tiempo "indefinido", en un viejo jardín con invernadero en el que Samuel, interpretado por Carmelo Gómez, evocará y narrará sus recuerdos junto a Silvia (Torrent).

"La obra arranca con el misterio, cuando un policía va al invernadero e interroga a Samuel porque la dueña de la casa, Silvia, ha desaparecido", explica a Efe Torrent (Madrid, 1966), que afirma que el policía es un personaje "al que no se ve" pero que sirve para "hacer preguntas" y desencadenar la reflexión de Samuel.

Sin embargo, la actriz cuenta que realmente la obra se centra en la historia de amor de los protagonistas y en los recuerdos y el pasado de la pareja: "Es una historia de amor vivida de muy diferentes formas. Se trata de dos personajes que llegaron a ese lugar con una herida grande del pasado y se refugiaron y se aislaron ahí y vivieron juntos", afirma.

Torrent cuenta que la obra tiene "saltos en el tiempo" y varios "flashback", de manera que requiere que el espectador "construya el espectáculo", pues se trata de un "puzle" en el que se "van encajando las piezas".

El texto de Conejero provenía inicialmente de la historia de Lorca "Doña Rosita la soltera", aunque "ha cambiado mucho" y en la obra Samuel, que ejerce de narrador, es introducido de forma que trata de desvelar qué pasó con Silvia, un personaje que desde el principio "tiene un carácter evocador o fantasmal".

Torrent prefiere dejar que el espectador decida y asegura que a pesar de que habrá gente que piense que su personaje es un recuerdo de Samuel, otros pensarán que se trata de un espíritu, ya que muchas veces parece que su personaje habla "de forma independiente".

Este espectáculo "poético y evocador" habla del amor y del paso del tiempo: "son dos personas que no han seguido el tiempo, porque se han refugiado en ese invernadero y han vivido ahí, aislados de alguna manera", declara.

La actriz está "muy contenta" con el trabajo realizado junto a Luque y Gómez porque ha tenido tiempo para jugar, hacer improvisaciones e imaginar cómo eran los personajes, con un texto que, según dice, tiene mucho que ver con "los silencios, las miradas y con lo que se dice pero no se está diciendo".

La obra podrá verse hasta el próximo 6 de enero en el Teatro Bellas Artes, un escenario que "le va muy bien a la función", que requiere un lugar "íntimo y aislado", en el que el invernadero, dos paredes de cristal sin apenas flores ni plantas, evocan la decadencia de un amor que se ha perdido.

Producido por Jesús Cimarro, la obra cuenta con escenografía de Mónica Borromello, vestuario de Almudena Rodríguez, iluminación de Juan Gómez-Cornejo y música de Luis Miguel Cobo, que "acompaña a la historia y a los actores en sus sentimientos y emociones", según Torrent.

Lo más