ALEJANDRO PALOMAS (Entrevista)

Alejandro Palomas: "Mi poesía es la cara B de cada una de mis novelas"

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:08

El escritor Alejandro Palomas propone a sus lectores conocer la "cara B" de cada una de sus novelas a través de sus poemas en "Quiero (Poesía reunida 2012-2018)", una recopilación de todos sus versos escritos "poquito a poquito, entre novela y novela", y que sale a la venta hoy.

"Es un poemario escrito de manera contraria a lo que hago con la ficción, porque ésta la escribo muy rápido y este poemario está cocido a fuego lento, porque ha sido a lo largo de muchos años. Yo creía que ese tipo de construcción me era muy ajena, y en realidad es el ritmo más íntimo que yo tengo para desarrollar, sobre todo porque está escrito entre novelas", ha contado a Efe Palomas.

Editado por la Fundación José Manuel Lara, este poemario muestra a un "Alejandro" que sus lectores van a conocer porque se trata de una expresión de su "más yo": "Es mi voz que va fluyendo y fluyendo, porque me voy ordenando".

Se trata de un volumen que reúne a los tres ya conocidos - "Tanto tiempo" (2012), "Entre el ruido y la vida" (2013) y "Aunque no haya nadie" (2014)- en un cuarto.

"Mi poesía es como los mosquitos que caminan por encima de los lagos, como la música de Erik Satie, con la que yo escribo. Es así, me identifico mucho con eso, un poquito, un poquito más, y muchos silencios, me encanta el silencio", ha confesado el ganador de la 74 edición del premio Nadal con su novela "Un amor".

Según ha recordado, el primer poemario que leyó fue la obra completa de Philip Larkin, el poeta que le llevó a "enamorarse" de la poesía. Pero también ha rememorado cómo y cuando escribió sus primeros versos.

"Fue en San Francisco un domingo de 1991 - ha afirmado- porque recuerdo que vino mi madre a verme, y la metí en la cama para que pasara el 'jet lag' y me senté en la cama y lo escribí. Era un poema de bienvenida porque había estado esperando a que mi madre viniera durante un año, pero no podía porque no tenía dinero. Es un poema de alivio".

Un tema, el del alivio, que es constante en la obra de este catalán (Barcelona, 1967): "Siempre lo hay porque soy igual en la ficción y en la poesía, no puedo transmitir mensajes distintos, escribo para ser yo".

"El lector me va a conocer, ya no puedo mostrarme más, pero me gusta mucho, me gusta mucho la gente muy clara, y una de las cosas que realmente me preocupa a la hora de escribir poesía es que me entiendan. Yo escribo para que me entiendan, no escribo para generar conflictos internos, para provocar la mente, escribo para provocar el plexo", ha matizado.

Con poemas como "El amor es una palabra/ vieja y vulnerable/ a la que ahuyentan/ fácilmente/ las estridencias", Palomas siente que los momentos en los que escribe poesía son "lo más bonito" que tiene, y la sensación que le produce crearlos es con lo que se quedaría si tuviera que elegir algo en su vida.

Aun así, según ha expresado, seguirá combinando poesía y literatura, así que los amantes de esta "cara B" tendrán que esperar a la publicación de su siguiente novela (la continuación de "Un hijo", a la venta el próximo marzo) para volver a leer al Alejandro más íntimo.

Lo más