Boletín

ALBA MOLINA (Entrevista)

Alba Molina: No busco nada, estoy bien donde estoy

Le gusta todo lo que es propio de "una persona sencilla" a pesar de ser la "princesa" heredera de los "reyes" Lole y Manuel. Alba Molina acaba de publicar el disco que cierra la trilogía dedicada a ellos en un momento de su vida en el que "no busca nada" porque "está bien donde está".,"Alba Molina & Joselito Acedo. Para Lole y Manuel", que sale hoy a la venta, es la grabación en directo de un espectáculo que la única hija en común del dúo que puso boca aba

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:45

Concha Barrigós.

Le gusta todo lo que es propio de "una persona sencilla" a pesar de ser la "princesa" heredera de los "reyes" Lole y Manuel. Alba Molina acaba de publicar el disco que cierra la trilogía dedicada a ellos en un momento de su vida en el que "no busca nada" porque "está bien donde está".

"Alba Molina & Joselito Acedo. Para Lole y Manuel", que sale hoy a la venta, es la grabación en directo de un espectáculo que la única hija en común del dúo que puso boca abajo el flamenco en los 70 lleva rodando hace cinco años y que incluye los temas más conocidos de sus padres, como "La mariposa", "Dime" o "Romero Verde".

La artista, que cumplió en noviembre 40 años, decidió editarlo porque creía llegado el momento de "redondear" -"no me gusta decir terminar"- la trilogía que comenzó con "Alba Molina canta a Lole y Manuel" (2016) y "Caminando con Manuel": "es calentito y está lleno de emoción", describe en una entrevista con EFE.

La muerte de su padre, a quien quiere "como a nadie en el mundo", fue un mazazo descomunal para ella, tanto que aquel 19 de mayo de 2015 decidió raparse el pelo y tatuarse el brazo: "tengo pena de que se me pueda pasar el dolor que siento. En la vida todo pasa pero yo no quiero que se me pase ", asegura.

"Que nadie vaya a llorar/ El día que yo me muera/ Es más hermoso cantar/ Aunque se cante con pena", dice uno de los versos del tema inédito que abre el disco, "Que nadie vaya a llorar", compuesta por Manuel Molina sobre su propia muerte, en la que pide que le quemen y arrojen sus cenizas al mar.

"Es un canción que yo no quería escuchar nunca en mi vida. Ahora la canto con naturalidad pero al principio me costaba hasta escucharla pero un día iba en el coche y salí cantándola. Hago muchas cosas sin sentido pero tampoco les busco explicación", resuelve la cantante.

Con Lole canta "La mariposa", una canción que no le puede salir "más natural" porque la lleva escuchando desde que estaba en el vientre de su madre: "nos dejamos llevar y a veces salen detalles nuevos que no estaban pensados".

Se describe como "bastante espiritual y sensible" y prefiere no pensar las cosas, cantar igual que quiere vivir: "no estoy buscando nada. No tengo necesidad de llegar a ningún sitio, estoy bien donde estoy y no tengo prisa".

"Me siento bastante contenta, agradecida y cómoda. No se lo que voy a hacer mañana porque el mañana no existe, como decía mi padre. Estoy muy tranquila y no necesito otra cosa que lo que estoy haciendo", resume.

Está muy satisfecha de cómo se ha desarrollado su carrera y de todo saca algo bueno: "todos los momentos son por algo y son importantes y dan forma a tu vida. No estaría aquí sino me hubiera pasado todo lo que me ha pasado en la vida. Al menos, entera", se ríe.

Le gusta estar en silencio, la soledad, pero siempre anda "en mil cosas" relacionadas con la música, como el disco que prepara con Emilio Aragón y Josemi Carmona con letras de García Lorca y que no sabe aún cuándo saldrá.

En su vida diaria le gusta hacer deporte, pasear con su perro, ocuparse de su casa y de sus dos hijos -Lucía, de 17 años, y Angelo, de 9-: "soy una persona sencilla", reivindica.

El dinero, dice, le hace falta pero no le preocupa aunque "no tiene un duro y vive de alquiler".

"Me gustaría no ganarme la vida con la música, poder hacer música sin tener que comercializar con ella, pero es así. Es un rollo. Más sincera no puedo ser", se ríe de nuevo la artista a la que después de cantar le encanta dormir y comer, y no sabe "por qué orden".

Lo más