También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 2016 la deuda se habrá reducido en 20 millones

Galapagar cierra 2012 con un superávit de 1'2 millones de euros

Las medidas de austeridad económica llevadas a cabo por el Gobierno de Daniel Pérez en los últimos 4 años han permitido reducir la deuda en 10 millones de euros y cerrar el ejercicio con las arcas en positivo

El Ayuntamiento de Galapagar ha cerrado el ejercicio económico de 2012 con un superávit de 1,2 millones de euros, una buena noticia, ha dicho esta mañana el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, que permitirá al Consistorio seguir reduciendo deuda, suavizar un poco las previsiones del Plan de Ajuste y, por tanto, disponer de más margen para seguir invirtiendo para genera actividad económica y empleo.   Tanto Pérez como el concejal de Hacienda, Fernando Arias, aseguran que estas buenas cifras son fruto del trabajo realizado desde mediados de 2008, cuando el PP volvió al poder tras año y medio de Gobierno del PSOE. “Tras ese trabajo de cuatro años, -asegura Pérez- el Ayuntamiento llega a 2013 con la deuda controlada y con margen para realizar inversiones, tras un año en el que todos se han ajustado el cinturón”.   En la actualidad el nivel de endeudamiento del Ayuntamiento de Galapagar, que tuvo que pedir 11,3 millones de euros al Plan de Pago a Proveedores, es del 130 por ciento (30 millones de euros de deuda), una cifra que llegó a subir hasta el 190 por ciento, ha recordado Pérez, al final del Gobierno del PSOE. El objetivo es que para 2016 el nivel de endeudamiento sea del 75 por ciento. Hasta ahora la deuda se ha reducido, respecto a 2008, en nueve millones de euros, y para 2016 esperan que la cifra descienda otros once millones de euros hasta llegar a los 19,5 millones.   “Cuando llegamos hace 4 años nos encontramos con una deuda de casi 40 millones, muy por encima de lo permitido por la ley; el cuatripartito había incrementado la deuda en 8.792.334,61 euros en tan solo 16 meses, una cifra desorbitada sobre todo teniendo en cuenta que no realizaron ninguna inversión y que todo ese dinero se gastaba en gasto corriente”, explica el Concejal de Hacienda, Fernando Arias.