También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Cercedilla

Se estudia habilitar un aparcamiento disuasorio para Las Dehesas

Se situaría a la entrada de la Fuenfría para evitar el colapso que se genera en periodos vacacionales y fines de semana por el aluvión de visitantes a la zona y los estacionamientos indebidos en las pistas forestales  

La Dirección General de Protección Ciudadana de la Comunidad de Madrid está trabajando en un Plan de Seguridad para el área recreativa de Las Dehesas de Cercedilla.   Se trata de disuadir a los visitantes para que no aparquen de forma indiscriminada en las pistas forestales que atraviesan la zona. En principio no se va a limitar el acceso de vehículos como ocurrió en el Parque Natural de La Pedriza, pero no se descarta esta opción si las medidas que se tomen no surten efecto.   Y es que Las Dehesas recibe la llegada de cientos de turistas atraídos por el entorno, con rutas de senderismo especialmente aconsejables en primavera y otoño, y por las piscinas naturales de Las Berceas en verano. Pero no es la presión humana en sí la que hace peligrar el paraje natural del Valle de la Fuenfría, sino las prácticas de los visitantes respecto al estacionamiento.   Se produce un colapso que, en un momento dado, impediría el acceso de los vehículos de emergencia o la evacuación en caso de incendio. “Estamos trabajando con la consejería de Medio Ambiente para crear un aparcamiento disuasorio en una explanada junto al Hospital de la Fuenfría. A ver si este verano está realizado o por lo menos hemos avanzado algo porque el Jefe de Bomberos de la Comunidad de Madrid ya nos ha advertido sobre el grave problema. Se ha pasado con su cámara y se puede comprobar claramente en las fotografías que la gente aparca en cualquier sitio, a ambos lados de la pista forestal y apenas hay espacio para que pase un turismo, no digamos ya un coche de Bomberos”, cuenta el alcalde, Javier de Pablo.   Un problema de seguridad que se produce especialmente en fines de semana y temporada estival, aunque también en invierno porque la cercanía con las estaciones de esquí y la nieve atraen a un público que, en ocasiones, desconoce el medio. “Hace unos sábados se colapsó la zona con todo nevado, había dos autocares y tuvimos un lío gordo de tráfico. Y encima, al lunes siguiente viene al Ayuntamiento una mujer desde Madrid para echarme la bronca porque había subido con su coche para pasear al perro y se había encontrado mucho hielo en la calzada… pero si es que es una pista forestal, bastante que esté asfaltada!”, dice De Pablo.   El alcalde lo tiene claro. Quien no tenga aparcamiento en las zonas que se habiliten para tal fin, no va a aparcar en Las Dehesas. Se ponga, ha advertido, como se ponga.  

Lo más visto